fbpx Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Cúrcuma – Beneficios y Propiedades de la especia de moda

curcuma propiedades

Seguramente ya hayas oído hablar de la cúrcuma, principal ingrediente del curry y de las más apreciadas en la cocina india, que ha llegado a nuestros platos para quedarse. Aquí te contamos los secretos de su popularidad y su gran número de propiedades y beneficios para el organismo.

Puedes ver más superalimentos aquí.

¿Qué es la cúrcuma?

La cúrcuma es una especia de aroma intenso, algo amargo y picante y de un color amarillo inconfundible.

La planta de la que se obtiene esta especia es la Curcuma longa, y pertenece a la misma familia (zingiberáceas) que otra especia emblemática: el jengibre.

La parte medicinal de la cúrcuma son las raíces tuberosas o rizomas: éstas se hierven, para poder eliminar la corteza, y el interior se deja secar entre cinco y siete días para posteriormente molerlo, y obtener ese polvo amarillo tan característico.

Principios activos de la cúrcuma

  • Curcuminas y curcumoides: son las sustancias colorantes y que presentan efectos antioxidantes y antiinflamatorios
  • Aceites esenciales, como el zingibereno, borneol y cineol, con efectos tónicos y estimulantes
  • Fibra dietética
  • Vitaminas C, E y K
  • Sales minerales, como hierro, potasio, sodio, magnesio y zinc
  • Resinas

Propiedades y beneficios de la cúrcuma

Buena digestión

La cúrcuma ayuda a digerir mejor los alimentos, alivia la dispepsia o indigestión y previene la aparición de gases o flatulencias, por lo que sería ideal incorporarla a tus platos de legumbres si te provocan hinchazón.

Astringente

Puede ser útil para frenar diarreas provocadas por inflamaciones gastrointestinales, intoxicaciones o alergias.

Favorece el metabolismo de las grasas

Esto se debe a la curcumina, la cual no es soluble en agua y tiene una gran capacidad lipofílica (absorbe grasas) las cuales son metabolizadas sin problemas y excretadas por las heces.

Potente antiinflamatorio

Los curcuminoides le proporcionan un gran poder antiinflamatorio, llegando a ser casi tan efectivo como algunos medicamentos, pero sin los efectos secundarios de los mismos, pues no genera daños en las mucosas gástricas. Por este motivo se recomienda en casos en los que exista inflamación, por ejemplo para trastornos menstruales, enfermedad de Crohn, síndrome del túnel carpiano, colitis, artritis, colon irritable. Muy indicado también para deportistas, para mantener las articulaciones en perfecto estado.

También muestra su poder antiinflamatorio por vía externa, al ser aplicada sobre mucosas bucales y epidérmicas, sobre úlceras, quemaduras o picaduras de insecto.

Antioxidante

La curcumina y otros principios activos ofrecen protección frente al ataque de radicales libres, deteniendo la oxidación celular en órganos como el riñón, el hígado o el corazón.

Por este motivo, la cúrcuma puede ser una aliada en la lucha contra el cáncer, que, aunque es una enfermedad multifactorial y no existe ningún remedio milagroso, sí que hay alimentos que pueden ayudar a prevenirlo.

Ayuda en trastornos hepáticos

Gracias a la curcumina, la cúrcuma es un buen tónico biliar, y junto con el resto de sus principios activos hepatoprotectores, pueden ayudar a eliminar piedras en la vesícula y facilitar el drenaje hepático. Por ello es recomendada en personas con ictericia, cirrosis hepática y trastornos de vesícula.

Antidepresivo natural

Se ha utilizado tradicionalmente en la medicina china para tratar la tristeza, depresión o infelicidad, ya que estimula el sistema nervioso y activa el sistema inmune. Además, también puede ser útil en casos de estrés, pues produce un aumento de la serotonina.

Cómo tomar la cúrcuma

La forma más habitual y más cómoda de utilizar la cúrcuma es utilizarla en polvo como condimento en nuestros platos, ya que además de sus grandes propiedades tiene un sabor bastante agradable. Lo más recomendable, si la utilizamos como condimento, es añadir también pimienta a nuestros platos, ya que ésta facilita la absorción de la cúrcuma y potencia sus efectos. Puedes comprar cúrcuma con pimienta directamente desde aquí.

Algunas ideas para incorporar la cúrcuma: en sopas, guisos, legumbres, arroces, tortillas, hummus… Es importante añadirla en los últimos minutos de cocción, ya que mantenerla a temperaturas elevadas durante un tiempo prolongado puede favorecer la destrucción de algunos de sus principios activos. También podemos agregarla en crudo a gazpachos, salsas, vinagretas…

Hay personas a las que no les agrada el sabor tan intenso de la cúrcuma, o prefieren beneficiarse de todas sus propiedades sin necesidad de añadirla a todos sus platos. En ese caso, la mejor opción sería tomar cápsulas de cúrcuma.

Cápsulas de cúrcuma, pimienta y magnesio

Como hemos comentado anteriormente, la absorción de la cúrcuma se ve facilitada si se toma junto con pimienta, y además ésta potencia sus efectos, por lo que lo ideal sería tomarlas juntas. Al tomar ambas especias en cápsulas te aseguras de incorporar el aporte necesario para beneficiarte de sus propiedades y, además, de hacerlo en las proporciones adecuadas. La incorporación del magnesio, el cual también tiene un potente efecto antiinflamatorio entre otros muchos, hace de estas cápsulas una combinación ideal.

Puedes ver nuestras cápsulas de cúrcuma + pimienta + magnesio aquí.