Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Un delito tecnológico: el acoso cibernético

Consideramos necesaria la difusión de esta noticia, ya que la tecnología cibernética avanza muy rápido y hay muchos padres que no están tan preparados como sus hijos en el manejo de internet y las nuevas tecnologías. Desde soluciones naturales creemos que es importante saber donde se meten nuestros hijos cuando están en internet, sobre todo si son menores, no solamente pueden ser víctimas de acosos, sino de cualquier tipo de robo o estafa.

Lo más recomendable es que los niños se conecten en sitios donde se les pueda observar las páginas que visitan, como ejemplo el salón. Tambien es importante saber con quien chatea si tiene teléfono movil o canal de chat. Aunque lo más acertado es transmitirles una buena educación para conseguir un buen comportamiento con las nuevas tecnologías e internet, al igual que en el resto de actividades que realice el niño.

Internet se está convirtiendo en la mejor vía de extorsionar a personas. Una de las formas más usadas  son los correos electrónicos de un Banco o de algún organismo oficial, con un link asociado, si le damos clic al enlace y no tenemos un buen antivirus, se instala un programa espía oculto (troyano) que saca todas las contraseñas del disco duro. Al igual que este hay varios para otros fines.

Es importante saber también que cuando recibimos un correo electrónico de contactos o amistades en nuestra cuenta de correo varias veces seguidas con un texto (suele ser en ingles) y un enlace, no hagas clic  en el enlace, ya que lo más normal es que le hayan robado la contraseña y este aprovechando su correo y sus contactos para fines personales (normalmente delictivos). Envíale un correo o llama a la persona y avísale que le han robado su contraseña. Robar las contraseñas de direcciones de correo electrónico no es muy complicado para estos ciberdelincuentes.

De los antivirus que hemos probado, el que más nos convence es el Karpeski, aunque no lo hemos probado con enlaces de correos de este tipo por si luego no podemos desinstalar el troyano.

Video que dramatiza una historia verdadera de acoso cibernético

Internet a pesar de sus ventajas está ocasionando un cambio brusco en los modos de vida, las costumbres y la forma de interrelacionarse de los seres humanos.

Pero no todas las personas utilizan con buenas intenciones esta maravillosa herramienta de comunicación, hay quienes la emplean para agredir a otras personas.

A esta problemática se le conoce como acoso cibernético que es un delito contemporáneo sin una legislación apropiada, en el cual un individuo emplea una serie de conductas para atacar, humillar o difamar a otro, utilizando las tecnologías de la información y comunicación, principalmente  internet, pero con una progresiva incidencia en los teléfonos móviles.

Esta conducta delictiva es desarrollada primordialmente por jóvenes menores de edad, pero debido a la cobardía del anonimato ya es común encontrar adultos en la misma. Debido a lo expuesto anteriormente, muchos conocedores opinan que el acoso cibernético puede considerarse más destructor que el acoso personal, debido a que el agresor no se percata del gran daño que le origina a la víctima, al no estar presente el “lenguaje corporal “, lo que se traduce en un mayor grado de maldad.

El acoso ha existido desde siempre, pero ahora con la aparición y el uso excesivo de las tecnologías de la información y comunicación no existen límites. Lo rápido, lo ilimitado y el anonimato de estos dispositivos de comunicación, hacen que el problema del acoso pueda durar todo un día y convertirse en una auténtica pesadilla.

Existen dos modalidades de acoso cibernético: Aquel que actúa como reforzador de un acoso ya emprendido, en cuyo caso la víctima acosada en red conoce a su agresor, ya que coincide con el hostigador presencial; y  el acoso cibernético sin antecedentes, en el cual la víctima comienza a recibir e-mail acosadores, amenazas al móvil, grabaciones de persecuciones, fotos manipuladas, todo ello acompañado del desconocimiento de la identidad del agresor y de los motivos que pudieron desencadenar el acoso, lo que le lleva a desarrollar un sentimiento de impotencia e indefensa inimaginables.

En algunos casos, posteriormente de sufrir este tipo de acoso, el “ciber-agresor”  consumar su maldad con una experiencia presencial, dando la cara.

Entre otras consecuencias, los perjudicados por el acoso escolar padecen de: Ansiedad; Ataques de zozobra; Dificultades en la adaptación escolar y social; Inconvenientes en el rendimiento escolar; Tentativas de suicidio; Terror; Una autoestima fuertemente lastimada.

Las consecuencias del hostigamiento no son solamente funestas para la víctima, ya que el ofensor entra en un círculo vicioso del que resulta muy difícil escapar. Esta forma de comportarse va destruyendo su vida poco a poco, lo más recóndito de su idiosincrasia: los valores que lo forman como ser humano.

(Basado en http://www.cibersociedad.net/congres2009/en/coms/acoso-cibernetico/1114/)

Publicado por

Arículos relacionados:

Como nos afecta abusar de internet…

¿A quién sirven las redes sociales en Internet?

Patentes de control mental: mucha atención con las armas que tienen los sionistas

Top 10 métodos modernos de control mental de las masas

La comida se vuelve veneno cerca de la computadora

¿Cual es el arma mas poderosa y letal?