fbpx Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Remedios Caseros

Tradicionalmente los remedios caseros han sido la manera de tratar enfermedades y dolencias.

Hoy en dia han perdido parte de su vigencia frente a la medicina moderna, por que es lo que de forma casi automaticamente recetan los medicos.

Parece casi imposible salir de la consulta sin una receta de paracetamol o ibuprofeno, tanto que ya casi se ha convertido en un chiste.

En Soluciones Naturales optamos por elegir remedios caseros y naturales, con responsabilidad y siempre que sea posible, para acompañar los tratamientos medicos o sustituirlos (siempre bajo recomendación profesional, no debemos suspender un tratamiento por nosotros mismos ).

En nuestra pagina puedes encontrar remedios naturales de todo tipo, para que puedas cuidarte de forma natural, con tratamientos utilizados desde la antigüedad y libres de quimica.

Por muchos años las familias han recurrido a los remedios caseros para aliviar desde un resfriado hasta un fuerte dolor causado por artritis. Aún en estos tiempos, cuando los doctores y científicos tienen curas para casi todas las enfermedades, los remedios caseros siguen teniendo la misma popularidad de siempre. Talvez por lo fácil que son para conseguirse o porque son mucho mas baratos que las medicinas de farmacia, lo cierto es que los usamos prácticamente para todo, inclusive para embellecernos. Por ejemplo, la sábila, el romero y la albahaca son buenísimos para combatir la caída del cabello. La linaza y la piña ayudan a perder peso además de traer muchísimos otros beneficios de salud.

La medicina, cualquiera que sea su nombre, siempre actúa sobre dos fundamentos  convencionales: la Patología, que es el estudio de las enfermedades, y la Terapéutica, que  enseña los procedimientos para combatir dichas enfermedades.
La profesión médica basada en estos fundamentos está condena al fracaso por que actúa sobre  la “enfermedad”, la cual es entendida como una alteración mayor o menor de la salud con  manifestaciones diversas. Se dirige, pues, hacia un fenómeno negativo, mientras que las  enseñanzas de esta obra tienen como materia de trabajo la salud, considerada como normalidad  funcional del organismo, es decir, un fenómeno positivo.

La medicina natural y la medicina profesional

Existen dos medicinas: Medicinas de la naturaleza y medicina profesional. La medicina de la naturaleza es parte de la Ley de la Vida y constantemente colabora al bienestar del hombre. Por
eso nuestro organismo siempre tiende a la salud. La medicina profesional es invención del  hombre para beneficio de los que la practican. Mientras que la medicina de la naturaleza defiende
siempre la salud y la vida, dejando sin clientela a la otra medicina.
Para la medicina de la naturaleza todo síntoma representa una actividad defensiva y salvadora  del organismo. Mientras que la medicina profesional considera que todas esas manifestaciones
deben ser eliminadas.

En este sitio usted podrá encontrar muchas recetas caseras para diferentes condiciones. Los remedios que aquí se presentan han sido sacados de libros y de gente que los ha usado porque les han sido pasados de generación en generación. Como en todo lo que tiene que ver con la salud, hay que tener mucha precaución antes de empezar cualquier dieta o probar cualquier remedio casero. Porque cada organismo es diferente, si usted no está seguro de la seguridad de alguna receta, consulte primero con su médico.

  • Si está embarazada debe tener mucho cuidado al tomar cualquier tipo de medicamento o hierbas ya que muchos de éstos podrían ser nocivos para el bebé.
  • Si es alérgico a alguna medicina o comida siempre fíjese bien en los ingredientes de cualquier remedio. Por ejemplo, si es alérgico al maní, el aceite de cacahuate usado para suavizar la piel, podría ocasionarle alguna reacción.
  • Si va a tratar a un niño o a un bebé es mejor que siempre consulte con un médico primero. El organismo de un niño es muy delicado y muchos remedios caseros no son recomendables para los pequeños.
  • Si usted está tomando alguna medicina prescrita por su doctor debe asegurarse que no vaya a tener ninguna interferencia con el remedio casero. Lo mismo si usted está tomando alguna hierba o complemento, no olvide decírselo al doctor antes de empezar a tomar algún medicamento nuevo.
  • Siempre use el sentido común y haga caso a sus instintos. Si no se siente confortable con el remedio o tiene dudas mejor no lo use.
  • Si tiene síntomas tales como mareos, dolores inusuales, sangrado, etc. y usted no sabe qué los está ocasionando, lo mejor es acudir a su médico para asegurarse que no tenga alguna enfermedad seria.