Selecciona lo que comes fuera de casa

Estamos en un periodo en que todo el mundo quiere cuidarse, unos por salud, otros porque se acerca el momento de ir quitándose las capas del invierno y lucir el cuerpo en playas y piscinas.

El trabajo o los estudios en ocasiones nos obligan a comer fuera de casa, pero te vamos a dar una serie de consejos recopilados de varios nutricionistas para comer con calidad, sano, ligero y económico fuera de casa

La solución: Viajar con tu propia comida, con los táper puedes transportar tus alimentos y  puedes comer evitando caer en la tentación de las máquinas expendedoras, la comida basura o el  fast food.

Para controlar el sobrepeso apuesta por controlar las cantidades de comida; coger únicamente las raciones que vayas a tomar de la comida que previamente hemos cocinado en casa, en lugar de recurrir a platos preparados, así podrás controlar mejor lo que comes y agudizar la imaginación para evitar caer en la rutina. Y es que según los expertos, a la hora de comer de táper lo mejor es cocinar platos variados y completos que incluyan hidratos de carbono añadiendo verduras y proteínas.

¿Cuáles podrían ser tus perfectos menús para llevar? Ensaladas completas, Frutas, verduras poco cocinadas, alimentos fermentados, legumbres saciantes con proteínas magras (arroz integral, lentejas, judías blancas, garbanzos en pequeñas cantidades) se convierten en tus mejores aliados.

Las legumbres en ensalada acompañadas de vegetales y aliñadas con una buena vinagreta con aceite de oliva, evitando o reduciéndolas proteínas de origen animal. Si queremos introducir alguna, procurar que sean ecológicas: (pollo de corral, carnes magras, pescados azules).

A la hora de picar entre horas o como snack de media mañana o de merienda apuesta por la fruta y un buen puñado de frutos secos entre horas para ir sobre seguro. También puedes tomar una infusión de té verde, blanco o al limón que no solo ralentiza el envejecimiento celular, sino que además, te aportan una óptima hidratación.

Un consejo, trata de sustituir la clásica fiambrera de plástico por una de cristal y por una ensalada de quínoa con aguacates troceados, un plato bajo en calorías, saciante y delicioso.

Si eres más de sándwiches cambia el pan de molde por el pan de pita o el pan integral y rellénalo de atún con pimientos o con un par de lonchas de pavo (ecológico) con tomate.

Enviado por: Lisístrata

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.