Reducir los residuos está en nuestras manos

Reciclar es muy importante para preservar los recursos del planeta. Desde amigos de la tierra nos recuerdan la importancia de reciclar en este artículo:

 Compostaje o cómo la reducción de residuos es posible y está en manos de la ciudadanía

En Amigos de la Tierra llevamos años denunciando los problemas derivados de la sociedad de consumo y de la generación de residuos. Pero también promovemos alternativas a su gestión que pasan, sin duda, por un cambio de dimensiones estratégicas en las políticas públicas, en los hábitos cotidianos de cada persona.

Reducción, reutilización, reciclaje, vertido, incineración. Éste es el orden lógico, más sostenible y el establecido por la Unión Europea para la gestión de residuos. Lamentablemente, no se prioriza en la transposición de la Directiva Marco de Residuos en España. El gobierno estatal se doblega a las presiones de las comunidades autónomas y de la industria más reacia a una gestión ambientalmente responsable de los residuos, en detrimento de los intereses de la sociedad y del medio ambiente.

Con esta falta de ambición legislativa, los poderes públicos garantizan la promoción del actual modelo de crecimiento basado en el consumo, consolidan en nuestra sociedad la incultura del “usar y tirar” y perpetúan las injusticias que el derroche de unos pocos genera en la mayor parte de la humanidad.

Desde Amigos de la Tierra pensamos que el “mejor residuo es aquel que no se produce” y sabemos que más del 80% de los que se generan podrían ser reutilizados o reciclados. En este sentido, la reducción de los residuos sólidos urbanos mediante el compostaje es un ejemplo cotidiano y viable de la disminución en origen de la fracción orgánica residual.

Desde la asociación consideramos de gran importancia esta práctica, sencilla y sostenible, que colabora en gran medida tanto en la educación ambiental como en la gestión de los residuos urbanos. Presente a lo largo del tiempo en más de 30 municipios, la reutilización de la materia orgánica es una de las campañas más importantes de la asociación, a través de la cual formamos e informamos a la sociedad sobre la práctica de compostaje.

En tu casa, el colegio, tu lugar de trabajo, el centro cultural o el polideportivo, cualquier sitio es óptimo para hacer compostaje y reciclar así los restos de poda, hojas secas, frutas y verduras. La separación en origen de la materia orgánica y su correcto tratamiento permite obtener un compost de excelente calidad. Este fertilizante natural es casi indispensable para un país donde el proceso de erosión y desertificación aumenta de forma alarmante.

La práctica de compostaje tiene muchos valores añadidos. El primero y fundamental es la recuperación de un recurso tan valioso como es el residuo orgánico. Al compostar favorecemos la productividad de la tierra sin contaminarla con químicos dañinos para los ecosistemas que acaban incorporándose a nuestra cadena alimentaria. Por otro lado, al reducir en origen los residuos orgánicos se disminuyen los problemas derivados de su gestión (transporte, separación, etc.) Los residuos orgánicos que no llegan al vertedero o a la incineradora contribuirán a la reducción de gran número de estos lugares y reducirán, en extensión, los problemas ambientales y sanitarios derivados de su funcionamiento. Todas estas ventajas se añaden al valor personal que tiene producir un compost de calidad elaborado por nosotros y para nosotros.

Poco a poco, la problemática de la gestión de residuos, la necesidad de su reducción y las alternativas existentes van calando en la población. La reducción de la generación de residuos sólidos urbanos es una realidad a nuestro.

Fuente: Amigos de la tierra

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.