fbpx Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Aceites Esenciales

Los aceites esenciales son una de las sustancias naturales más eficaces que nos aporta la naturaleza para mantener y/o recuperar nuestra salud, ya que aún no se ha demostrado que existan virus o bacterias capaces de sobrevivir al poder de ciertos aceites.

Fueron la primera medicina del hombre, los egipcios los usaban 4500 años antes de Cristo para recuperarse de sus problemas fiscos y emocionales; ¿cómo los valoraban por entonces? Cuando entraban los ladrones a las tumbas de los faraones, se llevaban las esencias y dejaban el oro.

En la Biblia hablan de las propiedades de los aceites esenciales más de 30 veces, lo que demuestra su gran importancia en la antigüedad.

Se extraen de la parte más esencial de la planta, las plantas solo se riegan con aguan natural de manantial o nacimiento y no se les hecha pesticida alguno.

Se recolectan en el tiempo que las propiedades de la planta son más terapéuticas.

El Poder Curativo de los Aceites Esenciales

La Aromaterapia es una práctica antiquísima que utiliza las esencias de plantas para favorecer la salud y la belleza de forma natural.

Estos maravillosos aceites poseen muchas propiedades beneficiosas.

Cada aceite tiene una identidad, un aroma y unas características propias.
Cuando los aceites se mezclan unos con otros también se están mezclado sus beneficios, pueden enriquecer algunas propiedades o producir nuevas  características y los resultados son realmente sorprendentes.

Esto requiere de varios ensayos hasta crear la fórmula correcta.

Los estudios detallados de las plantas y sus aceites esenciales están dirigidos fundamentalmente, a su influencia sobre la salud.

Esta perspectiva holística es la base de la Medicina Natural, que actualmente utiliza dichas propiedades para mantener y restablecer el equilibrio y la salud.

Propiedades de los aceites esenciales

Los aceites esenciales poseén una cantidad abrumadora de propiedades terapéuticas y beneficiosas y cada tipo de aceite dependiendo de la planta de la que procede los beneficios son diferentes, aún asi hay una serie de cualidades que son comunes para todos, estos son los principales:

  • Antibacterianas, antivirales, antimicóticas, son reforzadores del sistema inmunitario, actúan como protectores y suavizantes de la piel, alivian la sensación de cansancio mental y despejan la mente.
  • Tienen un efecto regulador, actuando como relajantes y tonificantes a la vez, protegen la piel de las infecciones y contribuyen en la regeneración, cuidado y mantenimiento de la piel.
  • Desinfectan, alivian dolores, estimulan la circulación de la sangre.
  • Eficaces tratando dolores, malestares, lesiones, aliviando molestias asociadas con una amplia gama de enfermedades.
  • Estimulan y refuerzan el sistema inmunológico. Además reducen el estrés, la ansiedad, alivian tensiones, etc.
  • La Aromaterapia utiliza Aceites Esenciales para alejar los virus, las bacterias, los hongos, etc.

Cada aceite esencial aquí presentado, como otros que se preparan de forma personalizada, son realizados con una fórmula especial utilizando la actividad energética del Ying y Yang de los aceites esenciales, combinándolas a su vez con sus correspondientes notas: Alta, Media y Baja, para lograr así la sinergia y el equilibrio perfecto.

Este equilibrio es el que logra que las aceites esenciales aquí expuestas sean sumamente eficaces, ayudando a prevenir o combatir diversos padecimientos.

Actúan sobre su estado de animo en pocos minutos, complementan tratamientos en una gran variedad de enfermedades, dependiendo de su evolución.

Trabajan sobre el Cuerpo Físico, Mental, Emocional y Espiritual, ayudando a restablecer el equilibrio y aumentar el bienestar.

Algunos métodos para utilizar el poder de los aceites esenciales son:

En el baño

Disolver de 8 a 10 gotas de aceite esencial en una cucharada de miel y echarla sobre el agua tibia de una bañera y luego sumergirnos durante 15 o 20 minutos. Por este medio estamos tanto aspirando el vapor de los aceites esenciales como permitiendo que  estos penetren a través de nuestra piel.

Inhalación

1.) Podemos echar algunas gotas en un pañuelo y olerlo.

2.) Echar de 6 a 12 gotas en una olla de agua hirviendo, luego colocamos una toalla o manta que cubra

nuestra cabeza junto con la olla e inhalar el vapor durante varios minutos.

Precaución: Cerrar los ojos y no acercarse demasiado ya que podemos quemarnos con el vapor

Difusión

Existe una amplia variedad de difusores, humidificadores, quemadores y atomizadores, que esparcen los aceites esenciales formando una nube de diminutas partículas, llenando el espacio de una habitación u oficina con el aroma de los aceites esenciales.

Estos difusores son muy útiles en casos de afecciones respiratorias o para aromatizar con una fragancia calmante, relajante o estimulante.

Masaje

Los aceites esenciales al ser aplicados sobre la piel trabajan por absorción directa al torrente sanguíneo y tienen unos efectos muy favorables, ya que inducen a incrementar la relajación y sensación de bienestar a través del efecto del aceite apropiado para cada caso.

Algunos son calmantes, otros estimulantes, alivian dolores, malestares musculares, y otras afecciones en general.

La aplicación se puede realizar sobre muñecas, ante brazo, nuca y sienes, de 3 a 4 veces al día, siendo imprescindible la última antes de acostarse, si el caso es de la vías respiratorias, incluyendo resfriados y catarros la aplicación también se realizará en espalda y pecho.

Compresas

Indicadas en inflamaciones, pieles irritadas, problemas circulatorios, cefaleas, fiebre, etc.

Utilizar el aceite apropiado para cada caso, diluyendo de 5 a 10 gotas en una cucharada de miel o leche o vinagre de manzana añadirlo a 1/2 litro de agua fría, en la que se humedece una gasa o tela de algodón, escurrimos y aplicamos sobre la zona a tratar. procuramos mantener el agua fresca y vamos renovando la compresa constantemente.

Descubre los beneficios de la Aromaterapia

«Solo los Aceites de Grado Terapéutico producirán el efecto deseado»

Todos ellos son muy volátiles y algunos se disuelven en agua o en aceite.

Utilizando un quemador, a medida que las esencias se van evaporando, son inhaladas por las personas que se encuentren en el mismo sitio. Tan sólo minutos después de liberar las gotas, ya se sentirán en el aire.

La nariz intercepta los aromas por medio de las células del nervio olfativo, luego los mensajes son transmitidos al cerebro, este es el caso de la inhalación, también se usan en baños, compresas y masajes, su aplicación es siempre externa.

Estos maravillosos aceites poseen muchas propiedades beneficiosas.

Cada aceite tiene una identidad, un aroma y unas características propias.
Cuando los aceites se mezclan unos con otros también se están mezclado sus beneficios, pueden enriquecer algunas propiedades o producir nuevas  características y los resultados son realmente sorprendentes. Esto requiere de varios ensayos hasta crear la fórmula correcta.

Un poco de historia

La aromaterapia es el empleo de plantas con fines terapéuticos, es común en todas las culturas del mundo, se han ido probando y seleccionando sus propiedades benéficas y los mejores métodos de empleo en cada caso.

Los aceites son altamente concentrados y literalmente representan la vida de la planta y la energía esencial de la misma.

Son muy volátiles, no grasosos y pueden ser afectados fácilmente por la luz y la temperatura.

La mayoría de las plantas precisan de calor y sol para producir los mejores aceites esenciales.

La esencia de la planta viva sufre variaciones químicas según la época del año, las fases de la estaciones, la temperatura, humedad y hasta las horas del día.

A esto se añaden otros factores, tales como que la flor da el mejor aceite y mayor aroma durante ocho o diez días cuando no ha sido fertilizada, pero cuando la flor es fecundada pierde su aroma casi por completo, incluso en menos de una hora.

Esto añadido a que los aceites esenciales no pueden tener restos de productos químicos, por lo que las plantas proceden de cultivos biológicos o de recogida silvestre, con esto nos damos una idea de las dificultades de su recolección para obtener la mejor calidad.

Los estudios detallados de las plantas y sus aceites esenciales está dirigido fundamentalmente, a su influencia sobre la salud. Esta perspectiva holística es la base de la Medicina Natural, que actualmente utiliza dichas propiedades para mantener y restablecer el equilibrio y la salud integral.

La Aromaterapia utiliza Aceites Esenciales para alejar los virus, las bacterias, los Hongos, etc. Actúan sobre su Estado de Animo en pocos minutos, complementan tratamientos en una gran variedad de enfermedades, dependiendo de su evolución.

Trabajan sobre el Cuerpo Físico, Mental, Emocional y Espiritual. Estimulan el sistema inmunológico, refuerza su resistencia y ayuda a luchar contra ciertas enfermedades. Además reduce el estrés, la ansiedad, alivia las tensiones y dolores de cabeza, etc.

VENERAR la Naturaleza, pues de ella emana toda fuente de vida, salud y belleza…

CONSIDERAR  la Aromaterapia como un puente hacia el universo natural…

NO PREJUZGAR las terapias alternativas, acercarse, conocerlas y evaluarlas…

RESPETAR los Aceites Esenciales de la misma manera que se respeta a las medicinas tradicionales…

NO DESEAR soluciones mágicas ni urgentes…
NO CREERSE omnipotente, saber pedir ayuda y consultar a los especialistas…
DIVULGAR las bondades que depara el acercamiento a la Naturaleza…
NO CONTAMINAR el mundo con productos químicos y sintéticos que ocasionen daños irreversibles…
PERFUMAR la vida con los más bellos aromas que la Aromaterapia ofrezca…

«PRECAUCIONES»

● Los aceites esenciales que proponemos no deben ser ingeridos.

● No aplicarlos sobre las mucosas.

● Lavarse bien las manos después de su utilización.

● No mantener en contacto con los ojos.

● Después de la aplicación de aceites esenciales no exponerse al sol.

● Mantener fuera del alcance de los niños.

● Preguntar en caso de mujeres embarazadas o niños menores de 7 años.

● Guardar en lugar oscuro y fresco para conservar sus propiedades.

Fuente: esenciayaroma.es