Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Probióticos y prebióticos – Qué son y para qué sirven

probioticos y prebioticos

Es posible que hayas escuchado o leído las palabras probiótico y prebiótico hasta la saciedad y aún no tengas muy claro qué significan o qué diferencias existen entre ambos. ¿Son un reclamo publicitario, o por el contrario su popularidad es producto del creciente interés de la población en su salud? En este post intentamos resolver todas las dudas que pueden surgir en torno a probióticos y prebióticos.

Qué son?

Probióticos

Tal y como los define la Organización Mundial de la Salud (OMS), los probióticos son “microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, confieren un efecto beneficioso para la salud del sujeto que lo recibe”. Es decir, son bacterias o levaduras vivas que se encuentran en diferentes alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos. Al ingerirlos, estos deben llegar vivos al intestino, y además en cantidad adecuada, es decir, que para poder obtener los beneficios de su ingesta es necesario que se encuentren presentes en el intestino unas 10⁹ UFC (unidades formadoras de colonias). Los probióticos más conocidos tradicionalmente son los pertenecientes a las especies Lactobacillus y Bifidobacterium, que son los empleados para la conservación de alimentos mediante la fermentación (como por ejemplo en el yogur), pero existen muchos más.

Prebióticos

Los prebióticos son todas aquellas sustancias que ingerimos y que el organismo no es capaz de digerir, pero que tienen un efecto fisiológico importante: estimula, de manera selectiva, el crecimiento y actividad de las bacterias beneficiosas del organismo, es decir, de los probióticos. Los prebióticos son un tipo de hidratos de carbono, la fibra dietética, que a pesar de no poder digerirse, produce fermentaciones en el intestino, sirviendo como “alimento” a esta microbiota. Los prebióticos más estudiados son la inulina y los fructooligosacáridos.

De forma resumida podríamos decir que los probióticos son aquellos microorganismos del intestino que nos aportan efectos beneficiosos, y los prebióticos serían el “alimento” de esos microorganismos.

También te puede interesar: Sustitutos naturales a los 7 fármacos más vendidos del mundo.

Beneficios de los probióticos

Mejora la salud del intestino regenerando la microbiota intestinal

La microbiota intestinal (bacterias beneficiosas que viven en nuestro organismo) puede verse debilitada por diferentes circunstancias, enfermedades, estrés, alimentación o algunos medicamentos, y los probióticos aportan estos microorganismos beneficiosos, restaurando el equilibrio.

Combaten la obesidad y la diabetes

La ingesta de probióticos podría, según algunos estudios, regular el metabolismo de las glucosa y las grasas, siempre que esté acompañado de una alimentación saludable.

Ayudan a reducir el estrés

El intestino y el cerebro están relacionados, por lo que una buena salud intestinal ayudará a tener una mejor salud emocional, pudiendo reducir el estrés, ansiedad o depresión.

Ayudan a combatir los efectos secundarios de los antibióticos

Al tomar antibióticos, además de combatir las bacterias patógenas, como efecto secundario también se destruyen algunas bacterias beneficiosas, provocando molestias o trastornos intestinales o desequilibrio entre poblaciones bacterianas. Con el consumo de probióticos podremos restaurar el equilibrio natural de la microbiota intestinal, combatiendo estos molestos efectos secundarios.

Alivian los síntomas de intestino irritable

Al aportar microorganismos beneficiosos, los pacientes con estas dolencias podrían sufrir menos dolor, hinchazón y flatulencias con el consumo de probióticos.

Beneficios de los prebióticos

  • Estimulan el desarrollo de bacterias beneficiosas en el organismo, por lo que se reduce la población de bacterias patógenas.
  • Estimulan el sistema inmune.
  • Favorecen la absorción de minerales como el calcio o el magnesio.
  • Favorecen la síntesis de vitaminas.
  • Reducen los trastornos digestivos como los gases.
  • Combaten el estreñimiento.
  • Reducen el riesgo de cáncer de colon.

¿Cómo obtenerlos?

Probióticos

  • En alimentos fermentados: yogur, kefir o incluso en infusiones como la kombucha. Hay que tener en cuenta que los microorganismos se encuentren vivos y en cantidad suficiente para que llegue vivo al intestino. Sólo de esta forma es como podremos beneficiarnos de su consumo.
  • Como suplemento dietético: de esta forma nos aseguramos de que consumimos la cantidad adecuada. Son seguros y suelen ser bien tolerados por la mayoría de la población, sin embargo, si sufres una enfermedad grave que involucre el sistema inmunitario es preferible consultar con un médico antes de empezar a tomarlas.

Estas cápsulas de probióticos TeDoySalud llevan además incorporado fructooligosacárido como componente prebiótico.

Antes de tomar probióticos debes tener en cuenta algunas consideraciones:

  • No tomarlos junto con bebidas o alimentos muy calientes: recuerda que son microorganismos vivos y con temperaturas elevadas podrían desactivarse.
  • Si lo tomas para combatir los efectos secundarios de los antibióticos, separa la toma unas 2-3 horas del mismo. Si lo tomas a la vez, el antibiótico podría actuar sobre las bacterias del propio probiótico.

Probiotico TeDoySalud

Las cepas que incluye son:

  • Lactococcus lactis W19
  • Lactobacillus paracasei
  • Lactobacillus plantarum
  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus salivarius
  • Bifidobacterium lactis
  • Bifidobacterium lactis
  • Enterococcus faecium

Por 1 cápsula aporta 330 mg Probiótico (mil millones de bacterias por gramo), es decir 1 cápsula aporta 330 millones de bacterias de las cepas descritas anteriormente.

Prebióticos

Están presenten en una gran cantidad de alimentos:

  • Alcachofa
  • Banana
  • Cereales como la avena, cebada y trigo (siempre que sea integral)
  • Ajo, cebolla y puerro
  • Espárragos
  • Legumbres
  • Patata y boniato

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x