Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Nutrición excelente para perder peso

Nutrición excelente para perder peso
Puntúa este post

Aumentar de peso es bastante fácil para cualquier persona, pero perder peso es más difícil que ganarlo. La caja tonta y la publicidad crean estereotipos de hombres y mujeres muy delgados; esto hace que muchas personas se obsesionen con un cuerpo y con un peso ideal.

Desde soluciones naturales queremos poner nuestro granito de arena reproduciendo dos artículos que nos parecen de contenido bastante aceptables y aprovechamos para dar unas sugerencias a las personas que no tienen un cuerpo perfecto o que tienen sobrepeso,

que no se obsesionan con este tema, ya que al fin y al cabo es más importante ser feliz, tener una buena cultura, una buena educación y tener belleza interior, que tener un cuerpo bonito o perfecto y estar vacio en cultura, educación o valores.

Algunos alimentos que se suelen consumir mucho los cuales creemos importante evitar para perder peso son:

El azúcar, los refrescos, harinas blancas, alimentos fritos, dulces y chocolates, pastas, carnes rojas, grasas hidrogenadas, pastas, pan y patatas fritas

Frutas y verduras para perder peso

De todos los tipos de alimentos, las frutas y verduras son las que más deben estar presente en una dieta saludable. Además de aportar nutrientes esenciales, son ideales para el verano y para los que quieran bajar de peso, ya que son, en general, bajos en calorías y ayudan  a mantener la sensación de saciedad por más tiempo.

Si se quiere  bajar de peso, el secreta está no en suprimir algunos alimentos, pero sí comer menos cantidades y, siempre que sea posible, reemplazar las alternativas hipercalóricas por otras de menos calorías, como frutas y verduras.

Veamos a continuación algunas buenas ideas para sustituir ingredientes calóricos en los platillos por hortalizas más sanas, y las ventajas de ello.

Más frescura y ligereza

Los platos de arroz, pasta o legumbres resultarán más frescos y ligeros si se les suman hortalizas (y/o frutas). Ciertas frutas como la manzana, naranja o mandarinas pueden quedar muy bien en algunas ensaladas. Con este cambio, sencillo por cierto, se puede reducir más de 100 calorías en una receta.

Más jugo

Las verduras y frutas suman líquido, jugos, a las preparaciones, lo que las hace ser más atractivas, sobre todo, en verano. Por ejemplo, un bocadillo de queso magro, será más jugoso con una rodaja de tomate natural, o cebolla o calabacín braseados pueden sumar sabor y más jugosidad también a otros bocadillos, sin sumar calorías de más en un plan de adelgazamiento.

Dulzura, a cambio de pocas calorías

A la hora de hacer postres o dulces, las frutas pueden ser la clave: hacer tarteletas con frutas frescas -sin añadido de azúcares o natas-, ensaladas de frutas, macedonias o similares pueden ser buenas opciones a tener en cuenta.

Sorbetes o granizados caseros de frutas siempre serán mejores alternativas a un helado de nata e hipercalórico.

Más saciedad, menos hambre

Como se señaló, el incluir frutas y verduras, gracias a su alto aporte de fibra y agua, dan mayor sensación de saciedad y por más tiempo. Por el contrario, menos hambre.

Más texturas

Las verduras suman textura y sabor a los platos, además de nutrientes y fibra necesarios para una buena salud y función intestinal. Procura sustituir las clásicas patatas fritas o asadas (como el acompañamiento de hamburguesas u otros) por una ensalada cruda (para alternar también entre cocido y crudo).

Diurético

Más agua y más proporción de potasio que de sodio son las dos características que explican que las frutas y hortalizas ejerzan sobre el organismo una saludable acción depurativa, diurética y ligeramente laxante.

Fuente: Vitadelia

Nutrientes científicamente probados, que ayudan a perder peso

Perder peso

Si buscas perder unos kilos de más cuidando la dieta y entrenando con regularidad, te recomendamos tener en cuenta los nutrientes científicamente probados que ayudan a perder peso si no faltan en tu organismo y se ingieren de forma habitual.

Las evidencias científicas señalan que algunos nutrientes ingeridos en suficientes cantidades de forma habitual se relacionan positivamente con la pérdida de peso, por eso, te mostramos cuáles son esos nutrientes y las razones por las cuales ayudan a adelgazar con salud.

    • Proteínas: las proteínas ayudan a perder peso porque favorecen la saciedad, la termogénesis y el mantenimiento de masa magra en nuestro cuerpo, como te mostramos anteriormente con más detalles. Todo lo antes dicho contribuye a mantener el metabolismo activo para perder peso en el tiempo.
    • Omega 3: se ha comprobado en un estudio publicado en Appetite que este tipo de ácidos grasos insaturados favorece la sensación de saciedad y además, sustituir grasas saturadas por insaturadas se asocia a una leve reducción de grasa y peso corporal como ya contamos cuando hablamos de las grasas en la dieta para adelgazar.
    • Calcio: en una investigación publicada en 2004 se ha vinculado la mayor ingesta de calcio con una mayor pérdida de grasa cuando se busca perder peso, pero además, se cree que el calcio evita la acumulación de lípidos y favorece la sensación de saciedad, como ya explicamos anteriormente.
  • Vitamina C: hace unos días atrás citábamos algunos estudios que muestran que esta vitamina ayuda a quemar grasas de forma efectiva, quizá porque es necesaria para la formación de carnitina, sustancia imprescindible para que los lípidos se oxiden en nuestro cuerpo.
  • Vitamina D: se ha probado que a menores niveles de vitamina D mayores son los porcentajes de grasa corporal, y que esta vitamina junto al calcio, ayudan a controlar mejor la ingesta de alimentos, lo cual por supuesto, vuelve más fácil nuestra tarea de cuidar lo que comemos para perder peso.

Éstos son los nutrientes que hasta el momento podemos confirmar, se asocian con una mayor pérdida de peso y nos ayudan a adelgazar por diferentes razones.

Por supuesto, no tienen efectos milagrosos y su sola ingesta no puede provocar un cambio en nuestro peso, sino que como siempre decimos, éstos nutrientes forman parte de un conjunto de hábitos que nos conducirán a perder peso y por ello, además de incluir estos nutrientes en la dieta, debemos cuidar las calorías, reducir el estrés y realizar ejercicio con regularidad.

Ya sea porque sacian, porque facilitan la quema de grasas o porque contribuyen a que nuestro cuerpo queme más calorías, estos son los nutrientes científicamente probados que ayudan a perder peso y que por lo tanto, no deben faltar en tu dieta si quieres cuidar la línea y la salud.

Fuente: Vitonica