Saltar al contenido
Soluciones Naturales

“Los empleos verdes son el futuro para muchas personas”

Toni Sala, re-orientador profesional

Màster en Formació de Formadors y postgrado en Enginyeria de la Formació por el ICE de la UPC, está especializado en pedagogía social. Experto también en selección de personal y economía social y altamente motivado en asuntos ambientales, ha realizado numerosos proyectos en este ámbito. 

Toni Sala, en estos últimos años, se ha especializado en prospectiva ocupacional, nuevos y viejos filones de ocupación, empleos verdes, recuperación de oficios y relocalización económica. También en emprendeduría social y ambiental. Es asesor, coach y orientador en técnicas y estrategias avanzadas y proactivas de búsqueda activa de empleo, reconversión profesional y recolocación. Autor de diferentes informes, estudios, programas y videos para diferentes instituciones y ONG sobre dispositivos de fomento de empleo y de cooperativas, su última apuesta es reactivar a mayores de 45 años, con especial atención a los mayores de 52, en formato de asesoramiento individualizado y de talleres para grupos.

-¿En qué ámbito desarrollas tu labor de asesor y coach en reorientación profesional?
-Habrían dos respuestas, una de contenido, managerial, y otra en relación a los ámbitos que mejor conozco, por el seguimiento de tendencias que hago y por mis colaboraciones profesionales. La reorientación profesional hoy lleva al re-inventarse y requiere de un buen colchón de capacidades y habilidades, de las que ya vamos atrasados de por sí en nuestro entorno, pues la formación managerial (que la gente confunde con empresarial) y la valoración de potencial o autodiagnóstico de perfil, son imprescindibles antes de decidir reciclarse o formarse en otros campos. O de tirarse a la “piscina”. Dos errores que muchos cometen por la falta de tradición y prestigio de la orientación profesional para adultos y trabajadores en nuestro país.

-¿La situación económica está tan mal como parece?
-Si te refieres al mercado de trabajo, cierre de empresas, reforma laboral, EREs, recesión, caída del consumo general, sí, por supuesto y seguimos cayendo. Ahora bien, como digo yo en mis asesoramientos, el mercado de trabajo no es lo que era como concepto, ni como realidad, 20 años atrás. Hoy la desregulación, descentralización, liberalización (y atención, la reacción a ésta), para bien y para mal, ha generado muchos mercados de trabajo segmentados. Muchos de ellos están en retroceso, otros están abandonados (atención a los agujeros) y otros en crecimiento. Algunos podrían estar creciendo incluso todavía más y otros parece que crecen mucho y son una magnificación publicitaria, que atrae “negocio” para algunos y mucha frustración para otros.

FUTURO VERDE
-¿Los “empleos verdes” pueden ser una buena salida para personas en paro de larga duración?

-Para personas con ese perfil, para parados recientes e incluso para miles de personas con trabajos temporales o precarios que están en sectores en declive, o al contrario, en crecimiento, pero en proceso de dumping social y/o sobreexplotación. No son pocos los sectores con enormes beneficios que cada vez pagan menos a sus trabajadores, e incluso los amortizan y despiden… Una de las premisas en mis asesoramientos es el enfoque, orientado a ocupaciones socialmente útiles, no sujetas a automatización ni a globalización, pues son los únicos sectores que generan empleo. A su vez, ello nos lleva a la re-localización económica. Y en ese marco los empleos verdes, por supuesto, generan empleo. Diez o veinte veces más que las mitificadas NTIC, por cierto, que requieren mucho capital y pocas manos.

-Pero, claro, será importante reciclarse, ¿no?
-Sí, ciertamente, pero, como decía antes, previo al reciclaje, es necesaria la orientación o reorientación, e incluso una actitud autodidacta (trabajable) que se va perdiendo con los años cuanto más se “eleva” el nivel académico. Ojo, en nuestro país. En otros las cosas son diferentes. Yo en mi primera etapa o ciclo, y te hablo del año 88 hasta el 95, ya me empeñaba, como pionero, en diseñar y aplicar acciones y sesiones para aprender a aprender. Este cambio de “chip” o actitud es básico antes de apostar por un reciclaje. No deja de ser curioso (y trabajable también) que las personas de más de 45-50 años, con menos nivel académico, tengan más posibilidades de éxito, pero, a su vez, ignoran esta ventaja competitiva (intangible), que sumada a una falta de reorientación al mercado, los dejan en tierra de nadie. Pero ese es mi trabajo, un reto apasionante día sí y día también.

LAS ALTERNATIVAS
-¿Crees que la mayoría de la población conoce las alternativas verdes?

-Las conoce superficialmente. Se ha hecho mucha difusión y divulgación estos últimos años, pero a la vez poca pedagogía y formación (no hablo de vosotros, por supuesto), poca articulación de propuestas y poco fomento real desde las instituciones (subvenciones e impuestos incluidos), ello ha traído un cierto descrédito. Pero a su vez, las minorías cualificadas han aumentado y la presión y masa crítica también. Por otro lado el viento sigue y seguirá soplando a favor, o vamos hacia una sociedad sostenible en los dos sentidos del término, o vamos al caos. Dicho de otro modo o vamos hacia Dinamarca o Islandia, o vamos hacia México o Marruecos. No hay caminos intermedios. Más aún y sonará grave lo que voy a decir, el modelo social europeo se juega en España. Grecia ya se la han cargado.

-¿Qué opinión te merecen conceptos como “economía sostenible” y su relación con la generación de empleo?
-Si lo dices en sentido de salida a la crisis, hay una gran confusión y desconocimiento, cuando a la vez sería y es una de las alternativas más inteligentes para salir de este bucle: no hace falta tener sentido común ni ser ministro para saber que la construcción sostenible, rehabilitación de edificios, energías renovables, reciclaje de residuos, turismo sostenible, agricultura ecológica, terapias naturales, etc., generarían decenas, por no decir cientos de miles de puestos de trabajo. Pero esa no es la apuesta de los “mercados”, aunque sí puede ser el salvoconducto para miles de personas e indicador a la vez de soberanía nacional, soberanía energética, soberanía alimentaria, etc. Menos banderas (españolas o catalanas) y más blindar los sectores estratégicos de nuestro país.

-¿Para qué perder el tiempo en intentar salvar lo que queda del naufragio si nuevos sectores tienen mucho más futuro?
-He aquí el quid de la cuestión y el más delicado; por un lado el capitalismo salvaje y financiero global está ganando la partida al capitalismo inteligente y productivo local (industrial, agropecuario, etc.). Por otro lado, en España tenemos asignaturas pendientes que no acabamos de liquidar. Ojo, hay salvedades, en el País Vasco (y en algunas zonas de nuestro entorno), hace años que tienen política industrial, ambiental, incluso cooperativa. Los datos del País Vasco son elocuentes, el 30% de la estructura productiva vasca ya son cooperativas, por un 7% en Cataluña por ejemplo. Índices de paro mucho más bajos, media de salarios más alta, democracia económica más arraigada, energía renovable más extendida, consumo ecológico en aumento, etc. Navarra, La Rioja, Aragón, también van caminando. Veamos.

-¿Siempre se está a tiempo de volver a empezar en un sector ecológico?
-Por supuesto, la tierra de la que comemos al igual que el sol son fuente inagotable de recursos. La naturaleza humana y el medio natural forman parte del mismo ecosistema, por tanto las necesidades sociales, las ocupaciones socialmente útiles (y los oficios), y los empleos verdes, no pueden ni van a estar nunca, por más que el mercado juegue a ser Dios, sujetos a desaparición. Muchos de los empleos que están desapareciendo, lo están por que o son susceptibles de automatización o condicionados a la globalización. De todos modos la globalización llama a su fin cuanto más nos acercamos al pico del petróleo; y la automatización empieza a ser cuestionada, pues esconde enormes intereses mercantiles. Pero no caerá por eso, si no porque el colapso tecnológico está llamando también a la puerta. Es un fin de ciclo.

-¿Crees que ONG’s y empresas verdes ofertan buenas referencias en el aspecto docente con que reciclarse en estos sectores?
-Hay de todo, pero, más importante aún, creo que hay déficit de recursos, centros, programas, infraestructuras de FP y FO de calidad, etc. Como en otros sectores, en España, se ha ido al nivel universitario o masters, y se ha olvidado la formación intermedia de técnicos, especialistas, etc., que tanta falta hacen, y no se está rompiendo la inercia del 40%-20%-40% (universitarios-técnicos-“peones”); hay que ir al modelo europeo, o sea al 25%-50%-25%, que sí responde a las necesidades sociales y al mercado, y evita drenar recursos luego en reciclaje, reconversión o recolocación. Sí es cierto que, a la vez, surgen iniciativas y referentes que vosotros bien conocéis, pero todavía hay mucho por hacer. Y redundaría en un crecimiento todavía mayor del sector “bio”, que, por cierto, ya es espectacular (¡y sin ayudas!)

-¿Puedes contarnos algún caso o anécdota que te haya ocurrido en algunos de los temas tratados?
-Son muchos, constantes; vamos a ver. En mi primera época (88-96) recuerdo haber orientado a una inquisitiva mujer, en paro, con mentalidad urbana y formación muy académica, bióloga, con mucha resistencia al cambio. Pues hace ya años tiene una empresa de itinerarios naturalistas en el Pirineo de Lérida y además hace de free-lance conferenciante de plantas medicinales, infusiones, etc. En mi actual etapa, hace dos años, un ex-colega mío de 58 años, de Barcelona, en paro, mecánico del automóvil de toda la vida, nada orientado al mercado, hoy está haciendo horticultura ecológica en Bañolas, aprovechando unos huertos poco aprovechados por sus hijos. Moraleja: orientación al cambio, orientación al entorno y despertar el curriculum oculto, aquello que nadie te había dicho que son tus valores añadidos, y que van más allá del CV formal (edad, sexo, título y experiencia).

Fermín Cascante, The Ecologist


RE-INICIATE,
Servicios de Coach y Reorientación profesional para mayores de 45 años 
“En nuestro entorno, el 80-90% de los nuevos puestos de trabajo generados  no son anunciados o convocados, ni formalmente ni virtualmente”.

Servicios:

-Asesoramiento y Coach en (re)orientación profesional para mayores de 45 años.
-Activación para el empleo, reconversión/recolocación y procesos de autoocupación.
-Orientación a ocupaciones socialmente útiles, oficios, empleos verdes y servicios a empresas y personas.
-Servicio personalizado, a medida y orientado al cambio. Entrevista inicial (para detectar necesidades y CV de entrada). Tres sesiones presenciales. Entrevista final, que a la vez es una presentación de uno de los CV de salida, orientados al networking.

Más información: reiniciat.diana@gmail.com

Duración total:
1 mes (1 sesión a la semana, de 1h30m, con trabajos entre sesión y sesión, y tutoría on line)
Precio: 90 euros
Contacto: Toni Sala (tonisala@ono.com)
Para concertar entrevista: 699-089201
Envíos postales: DIANAConsultASV. GraciaWorkCenter. Passeig d’Amunt, 7 baixos 08024 Barcelona

Fuente: vidasana.org

Artículos relacionados:

Como obtener autonomia alimentaria y ecológica

Como cultivar con biofertilizantes.

Como nos puede ayudar la permeacultura

Como nos puede ayudar la transición y el decrecimiento

Transición, volver a un futuro local y autosuficiente…

Ecologenia Politica de urgencia global

Permeacultura, Un paraiso en Coin, Caña Dulce

Adaptación a los nuevos tiempos. Resilencia un buen camino

Permeacultura una solución para la alimentación.