La importancia de lo que pensamos y hablamos

Nuestros pensamientos y nuestras palabras pueden alterar nuestro cuerpo, dependiendo de cómo nos expresamos o pensamos, alteramos nuestra agua en sentido positivo o negativo, motivo por el cual debemos de cuidar mucho lo que pensamos, lo que decimos y como lo decimos  ante las distintas situaciones que nos ocurren en nuestro día a día.

Lo ideal es expresamos con entusiasmo, alegría e ilusión, procurando hacerlo con frases o palabras positivas y con un tono amable. Esta forma de expresión debemos extrapolarla a nuestros pensamientos para conseguir un óptimo y vibrante estado de salud.

En este video de poco más de un minuto podemos ver el resultado de uno de los muchos experimentos que Masaru Emoto ha realizado con el agua, en el cual podréis comprobar cómo afecta al agua los mensajes que emitimos.

No debemos olvidar que nuestro organismo está compuesto por un 75% aproximado de agua, porcentaje que nos dice que es el mayor componente de nuestro cuerpo

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.