ELMUNDO SE DESPLOMA EL FIN DE LA ENERGÍA BARATA

 

EL INFORME DE RAMÓN FERNÁNDEZ DURÁN,miembro de Ecologistas en Acción, titulado La quiebra del capitalismo global, 2000-2030 reza en su párrafo introductorio de estamanera: “Elmundo de 2007 se ha acabado, ya no existe como tal, ni volverá jamás. Es un ‘mundo’ que se está deshaciendo poco a poco ante nuestros ojos, pero sin darnos cuenta. Estamos en un punto de inflexión histórica. Una bifurcación de enorme trascendencia de la que todavía no somos conscientes. O tan sólo mínimamente. Se están produciendo ya profundas mutaciones económicas, geopolíticas y culturales, muchas de ellas de carácter todavía subterráneo, que

irrumpirán con fuerza en la superficie en las próximas dos décadas, pero que aún permanecen ocultas, sobre todo para los que no las quieren ver. La gran mayoría de las sociedades del mundo están condicionadas por los mensajes que les transmiten sus estructuras de poder y la Aldea Global, pero las fuerzas que las van a sacar bruscamente a la luz y las van a intensificar aún más se están fraguando rápida e intensamente en la trastienda, pues no se han mostrado todavía tampoco de forma abierta, o tan sólo en parte, para los que las quieran ver también. Y esas fuerzas no son otras que el progresivo agotamiento de los combustibles fósiles o el principio del fin de la era de la energía barata, almenos en un primermomento, pero también los límites ecológicos planetarios al despliegue ‘sin fin’ del actual Capitalismo Global y la Civilización Industrial”. Ramón Fernández Durán está completamente en lo cierto. Elmundo, como lo hemos conocido hasta ahora los que tenemos entre 25 y 40 años, no volverá a ser jamás igual. Estamos en los últimos estertores de un tipo de sociedad basada en la idea de que los recursos son ilimitados, en la energía barata, en no tener en cuenta el respeto medioambiental. 2011 ha comenzado con una tremenda subida de la factura de la electricidad. Es sólo el principio. El fin de la era de la energía barata ha comenzado.Y esto tendrá un sinfín de repercusiones que afectarán desde a nuestros bolsillos… a todos los ámbitos de nuestra existencia. Por ello, la idea de las ciudades en transición no puede ser más acertada. Se trata de anticiparse a la debacle. Se trata de tomar la iniciativa antes de sufrir las repercusiones del desastre. No se trata ya sólo de conservar nuestromedio ambiente, sino formas de producción alternativas que nos permitan fórmulas eco-nómicas activas, viables, con futuro…ante un mundo que se colapsa en todos los ámbitos. Es como aquello de que “la mejor defensa es un ataque”. ¿Qué estamos haciendo? ¿Esperar a que la sociedad actual no sea capaz ya de ofrecernos ni un solo puesto de trabajo más “de los de antes”?

¿Estamos esperando a que no quede ni un solometro cuadrado de tierra cultivable sin contaminar? ¿Estamos esperando a que nuestra alimentación venga de China? Señores, ¿estamos locos o qué? Antes de que no quede ninguna otra salida posible, la opciónmás
correcta es la de actuar ahora mismo. Mientras el mundo postindustrial
se desploma, es la hora de cambiar urgentemente de“chip”
La producción local de alimentos sanos, sabrosos y sostenibles va a ser muy necesaria para evitar hambrunas en un mundo en el que escaseará el petróleo…
y de apostar por la eco-nomía local.
Compremos a los campesinos locales, rechacemos los alimentos importados, cultivemos nuestros propios huertos, transformemos los jardines en despensas, unámonos para ir a sembrar patatas…Remendemos los calcetines viejos, intercambiemos lo que no usamos, volvamos a utilizar nuestras manos, reconstruyamos nuestras culturas locales, volvamos a
ser vecinos bien avenidos y solidarios… Creemosmonedas locales que se salten a la torera las leyes creadas por las grandes instituciones internacionales, volvamos a hacer tertulias a la luz de la hoguera, cambiemos radicalmente nuestro consumo, apoyemos a los
que apuestan por fórmulas de respeto y de solidaridad…Si no lo hacemos voluntariamente, el fin de la era de la energía barata nos obligará a hacerlo y, entonces, serámás doloroso. Todavía estamos a tiempo de actuar con responsabilidad y consciencia.

Arturo Sánchez es periodista free-lance especializado en temasmedioambientales
Fuente: http://www.theecologist.net

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.