El sol abre la percepción a nuestro mundo interior

ENTREVISTA A DANIEL LUMERA, AUTOR DE “EL CÓDIGO DE LA LUZ” (OBELISCO EDICIONES)
“EL SOL ABRE LA PERCEPCIÓN A NUESTRO MUNDO INTERIOR”

El libro que Daniel Lumera acaba de publicar, “El Códigode la Luz” (Obelisco Ed.), nos
habla de personas que se alimentan sólo de luz, de cómo descubrir nuestro universo interior,
de la actividad terapéutica de la luz solar. A simple vista, parece una ridiculez
más de onda “new age”… Pero, en realidad, es un libro harto interesante.
-¿Para alguien que no lo ha leído, qué le diría que es “El Código de la Luz”?

-Ese código es el lenguaje a través del cual la luz crea e influencia la realidad en todos sus
aspectos. En él son contenidas informaciones capaces de modificar la materia, nuestras emociones y nuestros pensamientos. Filósofos, santos, místicos y científicos han tratado de comprenderlo e interpretarlo, utilizando diferentes modalidades de expresión. Según mi punto de vista, de ello dependen las personas que encontramos, las cosas que nos suceden, nuestra capacidad de ser felices y de conocer las cosas. El ser humano puede ser consciente de estas informaciones y descodificarlas.
-¿Desde cuándo viene usted estudiando el poder del sol y cómo empezó?
-Me he licenciado en Ciencias Naturales (en Italia es una licenciatura magistral del departamento de Ciencias Matemáticas, Físicas y Naturales), y por lo tanto he tenido una aproximación inicial a la Naturaleza de tipo científico. Luego, explorando los pueblos más interiores y antiguos de Cerdeña, la isla del Mediterráneo en que he nacido, he quedado fascinado por la herencia de una antiquísima cultura matriarcal. Ha sido el contacto con algunas ancianas mujeres, últimos herederos de un saber milenario, que me ha estimulado a
recuperar una relación más intuitiva con la Naturaleza y sus ciclos. Estas mujeres y su sabiduría no se basan sobre un secreto o sobre prácticas particulares, sino sobre la sencillez más absoluta.
LAS REACCIONES
-¿Con qué tipo de reacciones de la gente se encuentra cuando escuchan lo que usted dice?
-Depende. En general hay mucho interés. Mi intención no es vender una verdad, sino sencillamente ofrecer un punto de vista. Luego cada uno lo utiliza como mejor cree. No tengo ninguna pretensión en tener razón o demostrar algo. Lo que hago y mi modo de ver me da una visión de las cosas que siento absolutamente fascinante y auténtica.
-¿Es posible vivir alimentándose sólo de la luz del sol?
-Existen muchos casos, algunos de los cuales están bien documentados.Cuando he iniciado mis estudios he quedado maravillado por el hecho de que algunas de estas personas no eran sólo místicos o santos, sino también científicos e ingenieros mecánicos. ¿Algunos ejemplos? El doctor Werner, que ha sido el director de una clínica en Alemania, ha declarado haber vivido unos 4 años sin ingerir comidas sólidas. Algunos científicos
del hospital Sterlin de Ahmedabad han tenido bajo estrecha observación a Prahlad Jani, un hindú de 78 años que dice haber dejado de comer y de beber desde los 8 años; existe un documental sobre su historia en el que ha participado un equipo de médicos que ha seguido su caso. Pero no es éste el punto en el que nos tenemos que centrar. No se puede estudiar la luz y el sol con el intento de parar de comer. Podría ser muy dañino,
más allá que una manifestación de inmadurez y superficialidad. Los casos que he examinado tienen que hacer reflejar más profundamente, abriendo preguntas y búsquedas y no deberían fascinar sólo por el fenómeno en sí mismo, sino por lo que hay detrás.
EL SOL INTERIOR
-¿Qué es el sol interior?
-Es el centro de nuestro ser, donde cada uno de nosotros es consciente y capaz de expresar las mismas cualidades de unsol. Tal como existe un sistema solar exterior también existe uno en nuestro interior. Los planetas son nuestras ideas, nuestras emociones, nuestros pensamientos, nuestras acciones y las situaciones que vivimos y creamos; todas
estas cosas gravitan alrededor de nuestro centro, que establece un orden y una armonía. Nuestro cuerpo, la energía vital de la que disponemos, las emociones y los pensamientos son como los planetas: necesitan un centro activo para que se manifieste un orden armónico en este sistema.
-¿De qué manera podría suplir la sanación solar caras terapias y contra qué enfermedades?
-Sí, utilizada correctamente la luz solar es una gran medicina más allá de ser un alimento fundamental para nuestro bienestar y nuestra salud. Lograr desarrollar una equilibrada relación con el Sol durante todo el año es uno de los secretos fundamentales para alcanzar un equilibrio psicofísico envidiable.
-¿Desde cuándo se utiliza la luz solar como actividad terapéutica?
-La helioterapia es una práctica muy antigua que consiste en la utilización del Sol como medicina. En el curso de la Historia existe una documentación que explica cómo esta práctica fue utilizada por los antiguos griegos:un ejemplo es el médico griego Soranus de Efeso (110 d.C); la prescribía para enfermedades crónicas como obesidad, asma, epilepsia, parálisis, esofagitis, etc. El gran médico filósofo Avicenna (980-1037 d.C.)
recomendó la exposición al Sol para eliminar flatulencia, ciática, hinchazones y muchas otras disfunciones. Otro ejemplo digno de mención en la historia de esta práctica es el del Dr.Oskar Bernhard (1861-1939) y del Dr. Augustos Rollier, que utilizaron la helioterapia para curar las heridas de guerra.
-Usted dice que el sol es una puerta. ¿Qué abre y qué cierra?
-Abre a la percepción del propio universo interior y siempre está abierta Sólo depende de nosotros traspasarla.
Pablo Bolaño
Fuente: The Eocologist

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.