El gobierno español al servicio de los intereses de los “lobbyies” biotecnológicos.

Es muy triste ver como el gobierno español se opone a los demás países de Europa a que desaparezcan estos cultivos; la mayoría de países europeos, con muy buen criterio, no quieren ver envenenadas sus tierras con los transgénicos de Monsanto y compañía. El gobierno actual al igual que los anteriores,  parecen ser fáciles de convencer (€) por los lobbyes de estas multinacionales.

MODIFICACIÓN GENÉTICA El PP es transgénico

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente Miguel Arias Cañete ha asegurado en Bruselas que los cultivos de organismos genéticamente modificados (OGM) son “fundamentales” para la seguridad alimentaria y para garantizar una mayor rentabilidad de las producciones.

Los ministros de Medio Ambiente de la UE han discutido la propuesta de Bruselas para dar mayor libertad a los Estados miembros para vetar en su territorio el cultivo de transgénicos aunque hayan sido autorizados en el conjunto de la UE. Las negociaciones duran dos años entre otras cosas por el rechazo de varios países, entre ellos España, que no ven con buenos ojos la propuesta comunitaria, aunque sus reservas se basan en argumentos diferentes.


MODIFICACIONES

Preguntado por si el cambio de Gobierno en España se ha traducido también en un cambio de su posición tradicional en este debate, Arias Cañete se ha limitado a reconocer los “esfuerzos” de la presidencia danesa de la UE por introducir modificaciones en la propuesta para avanzar hacia un consenso, pero no ha aclarado cuál es la opinión de España a tales cambios. La novedad que introduce el documento danés es una fase previa al voto de los 27 sobre una autorización europea para que el país o países reacios a los transgénicos abran un diálogo con la empresa solicitante del permiso para pedirle que excluya el cultivo en el territorio de quienes se oponen.

CAÑETE, CON EL “LOBBY” BIOTECNOLÓGICO
Además, mantiene las salvaguardas propuestas por el comisario de Salud, John Dalli, para que los gobiernos nacionales puedan argumentar una serie de criterios medioambientales y socioeconómicos para vetar el cultivo de un OGM, una vez cuente con luz verde de la UE y siempre que no entre en conflicto con la evaluación de riesgo realizada a nivel europeo.
El ministro español no ha querido comentar estos cambios, ni aclarar la posición española, pero ha admitido que plantean “grandes problemas” para algunas delegaciones, al tiempo que ha apuntado los avances en materia de biotecnología que se están dando a escala internacional. “Apoyaremos los esfuerzos de aquellos que quieran avanzar, no los esfuerzos de aquellos que quieran simplemente bloquear”, ha remachado.
España, sea con el PP o con el PSOE, tanto monta monta tanto, es el país de la UE más volcado en los cultivos transgénicos, pues en España no gobierna el Gobierno, sino los intereses de los “lobbyies” biotecnológicos”, detrás de los cuales se encuentran empresas como Monsanto, entre otras.

Fuente: vidasana.org

Artículos relacionados:

Visita la sección: Corporaciones

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.