Como nos puede ayudar la transición y el decrecimiento

Otras formas de vivir son posibles,  en armonia cone le medio ambiente y la naturaleza y sin depender del petroleo. Estos videos y este articulo nos muestran como hay pueblos que ya viven con estos sistemas que los hacen ser autosuficientes.

El movimiento Ciudades en Transición, creado por Rob Hopkins en su pueblo natal, Totnes (Inglaterra), se engloba dentro de la corriente de pensamiento Decrecimiento, que propone una disminución del consumo y la producción controlada y racional, permitiendo respetar el clima, los ecosistemas y los propios seres humanos. Esta transición se realizaría mediante la aplicación de principios más adecuados a una situación de recursos limitados (fin del petróleo): escala reducida, relocalización, eficiencia, cooperación, autoproducción, durabilidad y sobriedad (…) buscando reconsiderar los conceptos de poder adquisitivo y nivel de vida.

El término Decrecimiento no debe ser interpretado como algo negativo. La metáfora empleada con frecuencia es la de una sociedad con sobrepeso que necesita ser puesta a régimen.

Esta clase de principios son difíciles de llevar a la práctica a grandes escalas pero las ciudades y pueblos sí pueden planteárselo como un objetivo a corto o medio plazo. Ciudades en Transición busca, entre otros muchos objetivos, volver a un contacto más cercano con la naturaleza y humanizar las ciudades. Más de 300 ciudades se han apuntado a este proyecto en todo el mundo. En España hay al menos una decena. Sevilla, Barcelona o Palma de Mallorca son algunos ejemplos.

A esta escala, el planteamiento es eminentemente pragmático: Se busca definir pequeños objetivos a alcanzar. Algunos ejemplos son la movilidad sostenible, los huertos urbanos, el fomento del consumo responsable y del comercio local o la reflexión y educación en temas de importancia medioambiental, económico y social. Valgan como ejemplo los huertos urbanos: Hasta hasta hace unos pocos años los únicos huertos urbanos conocidos eran aquellos que habían sobrevivido al crecer las ciudades y absorber los arrabales, rodeados por edificios. Hoy, en casi todas las ciudades españolas existen huertos que una persona o colectivo puede alquilar (con frecuencia gratuitamente).

 

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.