Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Como afectan a la salud los parabenos y la soja…

Como afectan a la salud los parabenos y la soja…
Puntúa este post

Los parabenos pueden aumentar los niveles de las hormonas que causan cáncer

Estos compuestos están presentes en champús, cremas, geles, dulces, carnes…

Un estudio en Reino Unido concluye que si bien los parabenos no son los últimos responsables del cáncer de mama se debe investigar en esa línea

Miles de productos de uso diario contienen componentes químicos que podrían causar cáncer de mama. Esto al menos es lo que afirma un grupo de expertos británicos que alerta además del peligro de los llamados “parabenos” o “parabenes”, compuestos que son usados principalmente por sus propiedades bactericidas y fungicidas en una amplia gama de alimentos, cosméticos y otros productos que se pueden adquirir en las tiendas y supermercados.

Los agentes llamados “parabenos” se utilizan en una amplia gama de alimentos y cosméticos y pueden ser encontrados en champús, cremas hidratantes, geles para el afeitado, carnes tratadas, pasteles, dulces, bocadillos, jabones, maquillaje, cremas hidratantes y champús. Las píldoras anticonceptivas, vitaminas y minerales también contienen “parabenos”, que pueden aumentar los niveles de las hormonas que causan cáncer en el ser humano.

En la actualidad, son muchas las grandes marcas que utilizan parabenos, que se enumeran a menudo en los envases como el metilparabeno, propilo, butilo o etilparabeno. Los antitranspirantes también se han vinculado al cáncer de mama, todo ello después de que se relacionase el uso de desodorantes de este tipo con un aumento del 80 por ciento de los diagnósticos de esta enfermedad.

De hecho, al principio, fue el aluminio el componente más criticado en este tipo de desodorantes, pero ahora se cree que el peligro puede estar en un cóctel de parabenos de diversas fuentes, según se desprende de un estudio llevado a cabo por dos de los principales especialistas en cáncer de mama de Reino Unido. En tumores extirpados a 40 mujeres, estos expertos encontraron parabenos, y la mayoría tenía más de cinco tipos diferentes de esta sustancia química.

Los investigadores señalan que algunas de las mujeres que han participado en el estudio reconocen no usar desodorantes, pero sí estar expuestas a los parabenos de otras fuentes, en especial la alimentación, productos de belleza e incluso al agua.

El estudio, dirigido por la doctora Philippa Darbre, de la ‘Reading University’ , y el consultor médico Lester Barr, del ‘University Hospital of South Manchester ‘, evidencia, según recoge el diario The Sun, que si bien l a presencia de parabenos en las muestras no significa necesariamente que hayan sido la causa del cáncer en esas mujeres, sí justifica que se investigue en esa dirección. De hecho, Lester Barr opina que el “descubrimiento de que los parabenos están presentes incluso en muestras de mujeres que nunca han utilizado desodorantes abre un interrogante: ¿De dónde provienen esos compuestos”.

La soja es peligrosa  en menores de 5 años

El boom de los alimentos a de soja no es un fenómeno exclusivamente argentino sino una tendencia que creció en el mundo.
Y que en los últimos tiempos se cuestiona a nivel . “El consumo de soja se promociona vigorosamente. A pesar de los muchos supuestos benefi-cios, hay un lado negativo, que es ignorado. El poroto de soja crudo contiene numerosos
antinutrientes”, escribió en un informe Beatrice Trum Hunter, una de las expertas más recono-cidas en alimentación de los EE.UU. y miembro honorario de NOHA (Nutrition for Optimal Health Association).

El informe “Consideraciones sobre la soja en la alimentación” expresó que la soja no reemplaza a la , ya que si bien puede cubrir las necesidades proteicas cuando se la complementa con cereales, el hierro que puede aportar es inferior en cantidad y biodisponibilidad al hierro (hemíni-co) de las carnes.
Hasta hoy la SAP sigue las recomendaciones nutricionales que se acordaron en ese informe. “La soja no reúne condiciones adecuadas para niños menores de dos años, que deberían abstener-se de consumirla, y no es recomendable para menores de
cinco. Los jugos a base de soja no reemplazan jamás a la leche. Igual que otros jugos industriales, pueden generar caries o pro-vocar algún tipo de trastorno nutricional si quitan el apetito o se consumen en exceso”, explicó Jorge Nasanovsky, pediatra de la SAP y director de zonapediatrica.com.

“La soja es, fue y será un forraje. No es un alimento para humanos. Es una proteína de difícil digeribilidad para los mamíferos, a excepción de los rumiantes. Desde que se aprobó la soja transgénica no se hizo nunca un estudio de impacto que dijera si es o no posible consumirla con tranquilidad”, dijo Darío Gianfelici, médico familiar que investigó el tema.

“Transgénica o no, tiene alta cantidad de inhibidores de la absorción de hierro. Impide la absorción del zinc y otros oligoelementos cruciales para el desarrollo”, explicó. Gianfelici es médico rural, vive en Cerrito, Entre Ríos, y dice que el uso y
abuso de soja en comedores infantiles produjo casos raros.
“La soja hace un aporte alto de sustancias homologables al estrógeno, hormona femenina –de ahí que sea aconsejable en mujeres menopáusicas. Pero por esto hay niños a los que les cre-cieron las mamas y niñas en las que se aceleró el desarrollo
de los órganos sexuales y se incrementó su riesgo de padecer cáncer de útero, mama, ovarios, epitelio vaginal”, afirmó Gianfelici.

Noticia completa
ACA

La soja transgènica se fumiga con glifosato

Una vez más quedan al descubierto las mentiras y la contaminación de Monsanto. El glifosato es usado ampliamente en las fumigaciones aéreas de Ecuador y Colombia, y también es usado en nuestro país, tanto en los cultivos transgénicos como convencionales, causando efectos irreversibles en la salud y en el medio ambiente.

“El glifosato formulado es el que provoca las primeras etapas de la cancerización”, dijo a El Universo Robert Bellé, científico francés que dirigió una investigación sobre el Roundup, producto utilizado en las fumigaciones que realiza Colombia en la frontera con Ecuador, cuyo principal componente es el glifosato. Bellé afirmó que la aspersión aérea de este químico es “una locura”.

Si bien la Comisión Europea lo clasifica como “tóxico para los organismos acuáticos” y que puede “acarrear efectos nefastos para el ambiente a largo plazo”. Un equipo de investigadores franceses demostró que, además, el “glifosato formulado provoca
las primeras etapas de la cancerización en las células”.

Noticia completa
ACA

Articulos relacionados:

¡Tira a la basura la crema solar: es cancerígena!

Estamos rodeados de químicos

La otra cara de los perfumes

Nuestros hijos nos acusarán

La miel española no se puede exportar por culpa de los transgénicos

Monsanto: Sus agroquimicos y alimentos transgénicos son una sentencia de muerte para la humanidad

Noticias de monsanto…

¿Está Usted Tomando Leche rBGH?

El gobierno español al servicio de los intereses de los “lobbyies” biotecnológicos.

El cultivo de transgénicos crece en España mientras baja en casi toda Europa

INDUSTRIA ALIMENTARIA Que no te amarguen la vida