Saltar al contenido
Soluciones Naturales

Alimentos y aditivos que debemos evitar

Alimentos y aditivos que debemos evitar
Puntúa este post

Como seguimiento del artículo anterior en el que vimos como adulteran la cadena alimentaria, queremos dar continuación con un artículo y unos videos que definen bastante bien los aditivos que introducen en la mayoría de alimentos.

Conservantes, colorantes, edulcorantes, químicos, transgénicos y otros, son ya una parte habitual de los productos destinados al consumo humano.

Si el consumidor se para a pensar, se dará cuenta que existen muchos productos en el mercado que cuestan lo mismo o menos que hace 10 años, lo normal sería pensar que hay algo que no cuadra, ya que (sin calcular costes de materia primas), cada año sube la luz, el agua, el gas, el gasoil, el IVA, etc., servicios que se necesitan para fabricar cualquier producto, por lo que los productos deberían costar más que en años anteriores. ¿Cómo consiguen mantener o vender más barato?…

Muy sencillo, la química y las máquinas hacen maravillas; alimentos que pesan 1 kg., los pueden transformar en 2 kg. el doble de su peso original, usando agua y química.

Las autoridades sanitarias permiten todas estas trampas, porque las corporaciones alimentarias untan bien a los gobiernos de turno para que no se especifiquen los transgénicos en las etiquetas y no se advierta del peligro que tienen muchos aditivos alimentarios. Un buen ejemplo es ver como han colocado a una ex dirigente de coca cola en la dirección de la agencia española de seguridad alimentaria.

A las Corporaciones farmacéuticas (OMS) este sistema les viene al pelo, ya que cuando las personas no se encuentra bien después de comer habitualmente este tipo de alimentos, se van al único sitio que conocen (los re comendadores de fármacos) donde creen que le van a dar una solución, cuando normalmente es justamente lo contrario.

Un buen ejemplo de colaboración entre estas corporaciones, lo realizan con alimentos para combatir el colesterol (montaje de las farmacéuticas). Unos venden productos y otros fármacos cuyos efectos secundarios son bastante peligrosos.

La lectura de esta cadena de procesos, es que te recomiendan fármacos que puede ser que alivien algo y por otro lado generen otros problemas de salud, con lo cual, a poco que se den cuenta están en sus redes comprando pastillas habitualmente, por lo que además de tener una salud muy debilitada, serán clientes para toda la vida, engordando las arcas y bolsillos de los accionistas de estas multinacionales.

Los 10 aditivos alimentarios más peligrosos
Los Diez aditivos alimentarios más peligrosos para la salud en algunos de los alimentos más consumidos. Tengamos cuidado y leamos las etiquetas.

1. Los edulcorantes artificiales

Aspartamo, (E951), más popularmente conocidas como NutraSweet y Equal, a menudo se encuentran en los alimentos etiquetados como “dieta” o “sin azúcar”. El aspartamo se cree que es cancerígeno y es responsable de más informes de reacciones adversas que todos los demás alimentos y aditivos de alimentos combinados. El aspartamo no es tu amigo. El aspartamo es una neurotoxina y carcinógeno. Conocido a erosionar la inteligencia y afectar a memoria a corto plazo, los componentes de este edulcorante tóxicos puede dar lugar a una amplia variedad de enfermedades incluyendo tumores cerebrales, enfermedades como el linfoma, diabetes, esclerosis múltiple, la fatiga de Parkinson, el Alzheimer, la fibromialgia, y crónicas, trastornos emocionales como los ataques de depresión y ansiedad, mareos, dolores de cabeza, náuseas, confusión mental, migrañas y convulsiones.

El acesulfame-K, un edulcorante artificial relativamente nuevo se encuentran en productos para hornear, la goma y gelatina, no ha sido probado y se ha relacionado con tumores de riñón. Se encuentra en: refrescos de dieta o sin azúcar, Diet Coke, Coca-Cola Zero, gelatina (y más de gelatinas), postres, goma de mascar sin azúcar, mezclas para bebidas, productos para hornear, edulcorantes de mesa, cereales, breathmints, pudín, Kool-Aid, té helado, vitaminas masticables, pasta de dientes.

2. Maíz de alta fructosa de jarabe

De alta fructosa de jarabe de maíz (HFCS) es un edulcorante artificial altamente refinado que se ha convertido en la principal fuente de calorías en Estados Unidos. Se encuentra en alimentos casi todos procesados. Paquetes de JMAF en los kilos de más rápido que cualquier otro ingrediente, aumenta el colesterol LDL (“malo”), los niveles de colesterol, y contribuye al desarrollo de la diabetes y el daño a los tejidos, entre otros efectos nocivos. Se encuentra en: los alimentos más procesados, panes, dulces, con sabor a yogures, aderezos para ensaladas, verduras enlatadas, cereales.

3. Glutamato monosódico (MSG / E621)

MSG es un aminoácido utilizado como potenciador del sabor en sopas, aderezos para ensaladas, papas fritas, platos congelados y alimentos de muchos restaurantes. MSG se conoce como un excitotoxina, una sustancia que sobreexcita células hasta el punto de daño o la muerte. Los estudios demuestran que el consumo regular de MSG puede dar lugar a efectos secundarios adversos, que incluyen la depresión, desorientación, daño ocular, fatiga, dolores de cabeza, y la obesidad. MSG efectos de las vías neurológicas del cerebro y desactiva el “estoy lleno” la función que explica los efectos del aumento de peso. Se encuentra en: comida china (Síndrome de restaurante chino) muchos aperitivos, patatas fritas, galletas, condimentos, la mayoría de los productos de sopa Campbell, comidas congeladas, carnes frías.

4. Grasas trans

Las grasas trans se utilizan para mejorar y extender la vida útil de los alimentos y se encuentra entre las sustancias más peligrosas que usted puede consumir. Se encuentra en alimentos fritos rápidos y algunos alimentos procesados a base de margarina o aceites vegetales parcialmente hidrogenados, grasas trans se forman por un proceso llamado hidrogenación. Numerosos estudios demuestran que las grasas trans aumentan los niveles de colesterol LDL, mientras que disminuye el colesterol HDL (“colesterol bueno”), aumenta el riesgo de ataques cardíacos, enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, y contribuye al aumento de la inflamación, la diabetes y otros problemas de salud. Aceites y grasas están prohibidas en el mercado danés si contienen ácidos grasos trans superior al 2 por ciento, una medida que prohíbe efectivamente aceites parcialmente hidrogenados. Se encuentra en: margarina, papas fritas y galletas, productos de panadería, comidas rápidas.

5. Comunes de colorantes alimentarios

Los estudios demuestran que los colorantes artificiales que se encuentran en refrescos, zumos de frutas y aderezos para ensaladas, pueden contribuir a problemas de comportamiento en los niños y dar lugar a una reducción significativa en el coeficiente intelectual. Los estudios en animales han vinculado otros colorantes de alimentos para el cáncer. Cuidado con estos: Azul # 1 y # 2 Blue (E133) – prohibido en Noruega, Finlandia y Francia. Puede causar daño en los cromosomas que se encuentra en: dulces, cereales, refrescos, bebidas deportivas y alimentos para mascotas. colorante rojo # 3 (también rojo # 40) (E124) – Prohibido en 1990 después de 8 años de debate por el uso en muchos alimentos y productos cosméticos. Este medio de contraste sigue siendo en el mercado de compras en línea! Ha sido demostrado que causa cáncer de la tiroides y el daño cromosómico en los animales de laboratorio, también pueden interferir con la transmisión nerviosa del cerebro. Se encuentra en: cóctel de frutas, cerezas al marrasquino, la mezcla de pastel de cereza, helado, dulces, productos de panadería y mucho más! Amarillo # 6 (E110) y amarillo tartrazina (E102) – prohibido en Noruega y Suecia. Aumenta el número de riñón y los tumores de la glándula suprarrenal en animales de laboratorio, puede causar daño cromosómico. Se encuentra en: queso americano, macarrones y queso, dulces y bebidas gaseosas, limonada y mucho más!

Coca colaa

6. Sulfito de sodio (E221)

Conservante utilizado en la elaboración del vino y otros alimentos procesados. Según la FDA, aproximadamente uno de cada 100 personas es sensible a los sulfitos en los alimentos. La mayoría de estos individuos son asmáticos, lo que sugiere un vínculo entre el asma y los sulfitos. Las personas que son sensibles al sulfito pueden experimentar dolores de cabeza, problemas respiratorios y erupciones cutáneas. En los casos graves, a los sulfitos pueden causar la muerte por el cierre de la vía aérea por completo, dando lugar a un paro cardíaco. Se encuentra en: El vino y frutos secos.

7. El nitrato de sodio / nitrito de sodio

Nitrato de sodio (o nitrito de sodio) se usa como conservante, colorante y saborizante en tocino, jamón, perros calientes, embutidos, carne en conserva, el pescado ahumado y otras carnes procesadas. Este ingrediente, que suena inofensivo, es en realidad altamente cancerígeno, una vez que entra en el sistema digestivo humano. Allí, se forma una variedad de compuestos de nitrosamina que entrar en el torrente sanguíneo y causar estragos con un número de órganos internos: el hígado y el páncreas en particular. El nitrito de sodio es ampliamente considerado como un ingrediente tóxico, y el USDA en realidad trató de prohibir este aditivo en la década de 1970, pero fue vetado por los fabricantes de alimentos que se quejaron de que no tenía otra alternativa para la conservación de los productos envasados en carne. ¿Por qué la industria todavía se usa? Simple: este producto químico se le pasa a su vez las carnes de color rojo brillante. En realidad es un fijador de color, y hace años, las carnes muertas aparecen frescas y vibrantes. Se encuentra en: salchichas, tocino, jamón, fiambres, embutidos, carne en conserva, pescado ahumado o cualquier otro tipo de carne procesada.

8. BHA y BHT (E320)

Butilhidroxianisol (BHA) y hydrozyttoluene butilado (BHT) son conservantes que se encuentran en los cereales, goma de mascar, papas fritas, y los aceites vegetales. Este conservante común mantiene los alimentos de cambiar de color, cambiar el sabor o se vuelva rancio. Efectos del sistema neurológico del cerebro, altera el comportamiento y tiene potencial de causar cáncer. BHA y BHT son oxidantes que causan cáncer se forman compuestos reactivos en su cuerpo. Se encuentra en: papas fritas, chicles, cereales, salchichas congeladas, arroz enriquecido, manteca de cerdo, manteca, dulces, gelatinas.

9. Dióxido de azufre (E220)

Los aditivos son tóxicos y de azufre en los Estados Unidos de América, la Administración Federal de Drogas han prohibido su uso en frutas y verduras crudas. Las reacciones adversas incluyen: problemas bronquiales en particular en las zonas propensas al asma, hipotensión (presión arterial baja), rubor sensación de hormigueo o shock anafiláctico. También destruye las vitaminas B1 y E. No se recomienda su consumo por los niños. La Organización Internacional del Trabajo dice que para evitar el E220 si usted sufre de bronquitis conjuntivitis, enfisema, asma bronquial, o enfermedad cardiovascular. Se encuentra en: cerveza, refrescos, frutas secas, jugos, licores, vino, vinagre, y productos de patata.

10. Bromato de potasio

Un aditivo que se utiliza para aumentar el volumen de un poco de harina blanca, pan y bollos, bromato de potasio se sabe que causa cáncer en animales. Incluso pequeñas cantidades de pan, puede crear problemas para los seres humanos. Se encuentra en: pan

– See more at: http://reconquistandoeden.com.ar/los-10-aditivos-alimentarios-mas-peligrosos#sthash.9doFUu80.dpuf

Fuentes: reconquistandoeleden y Bruno

Artículos relacionados:

Visita la categoria Corporaciones

Visita la categoria transgénicos