Silvester Stallone, ejemplo de superación

ROCKY: UNA METÁFORA DE LA VIDA DE SYLVESTER STALLONE

De joven, Sylvester Stallone tenía muy claro a que quería dedicarse: Él quería ser actor de películas.

¿Por qué?. Porque quería inspirar a la gente sobre lo que una persona es capaz de lograr.

En Nueva York fue rechazado más de 1500 veces en las productoras de cine. En sus primeros pasos de actor, apareció como extra en algunas películas, pero al fin y al cabo no era lo que él buscaba, él quería el papel protagonista de su película, aunque tenia mucha presión porque se estaba quedando sin dinero.

Estaba casado con una mujer que le decía: “Búscate un trabajo” pero él sabía que si se buscaba uno empezaría a perder el hambre de gloria. Y la única forma de hacer su sueño realidad era utilizando todos los medidos a su alcance. Pensaba que si conseguía un trabajo se quedaría allí, tendría una vida normal, empezaría a conformarse y su sueño se disiparía.

Focalizar la energía en lo que uno quiere, eso es poder.

Al irse quedando sin dinero y sufrir el frio invernal de Nueva York, se fue a una biblioteca la New York Public Library, no para leer sino para protegerse del frío.

Una persona que estaba en la biblioteca dejó un libro en la mesa y él lo tomó: Era un libro de Edgar Allan Poe. “Poe me hizo salir de mi mismo, me hizo pensar cómo puedo tocar a otras personas, a no preocuparme tanto por mí mismo” Eso lo inspiró a escribir guiones.

Y pudo vender el Primero: Paradise Alley (que años después se volvió una película.) Vendió el guión por 100 dólares. Pero siguió en la pobreza y vendió las joyas de su esposa. este hecho fue el que desencadeno que sua esposa se separara de él.

Se quedó sin mujer sin dinero, sin comida, y todavía tenía a su amado perro Butkus. Su perro era lo que el más amaba en el mundo, pero no podía siquiera alimentarlo.

Fué a una tienda de venta de alcohol (liquor store) para vender en la calle a su perro. Lo vendía por 50 dólares. Un hombre se lo compró por 25 dólares. Cuando vendió al perro y se vio solo sin el cariño de su mejor amigo, se dio la vuelta y se puso a llorar, fue el día más triste de su vida.

Dos semanas después estaba mirando una pelea entre Muhammad Allí vs Chuck Wepner un desconocido que puso en apuros al campeón, fué allí donde le hizo click la cabeza a Stallone. Empezó a escribir y escribió por 20 horas seguidas sin dormir. Escribió el guión de la película entero en esas 20 horas. Temblaba apenas terminó de escribir el guión, sentía que era eso lo que buscaba, sólo faltaba vender el guión de la película y una cosa más….

Trató de venderla a agencias soportando críticas de todo tipo: ” Mmm, este guión es predecible, estúpido, etc.”(Anotó todo lo negativo que le dijeron y lo leyó la noche en que ganó los Oscars.)

Finalmente aceptaron su guión y le ofrecieron 125,000 dólares por el mismo. Sylvester veía que su sueño se hacía realidad hasta que les dijo: ” Ah una cosa más, yo voy a ser el actor principal”. “Qué?” “Noooooo. De que estás hablando?” “Eres un guionista” “Necesitamos un actor conocido para el film”. “No” dijo Stallone, “También soy actor”. “Esta es mi historia y yo soy Rocky”. “No” le dijeron” Tómalo o déjalo” Y Stallone se fue, no lo tomó.

Parece increíble que esta persona, sin dinero, que le ofrezcan más que lo que podría ganar en toda su vida se rehúse a vender ese guión. ¿Por qué? Porque sabía que es lo que quería y porque lo quería.

Lo llamaron unas semanas después ofreciéndole 250,000 dólares para comprarle el guión, con la condición que no actuara como Rocky en la película. Lo rehusó de nuevo.

Le ofrecieron 325,000 dólares para comprarle el guión. Lo rehusó también, él quería ser Rocky. Finalmente se comprometieron a darle 35,000 dólares comprándole el guión y dejando que él sea Rocky. Con esa suma los inversores tenían un riesgo menor.

¿Saben que hizo con el dinero? Fue a la tienda de venta de alcohol para comprar su perro que había vendido por 25 dólares. Finalmente encontró a la persona que se lo había vendido. Le dijo: ” Te vendí a mi perro por 25 dólares, es lo que más quiero en mi vida, te lo compro por 100 dólares. “No” dijo la persona. “Es mi perro ahora y no se vende”, Stallone le ofreció 500 dólares por el perro. Tampoco. 1,000 dólares por el perro. Tampoco, finalmente consiguió que aceptara, Stallone le ofreció a la persona 15,000 dólares y actuar en la película Rocky.

El perro que aparece en la película Rocky es el verdadero perro de Silvester Stallone, es Butkus. Todo lo que vino después ya es conocido por ustedes.

Esta historia está extraída de una entrevista entre Stallone y Anthony Robbins.

Comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

wpDiscuz