MIQUEL PROS EN BIOCULTURA “La avena es un alimento inteligente”

El doctor Miquel Pros es un incondicional de la avena que, además, relacionará sus virtudes con una salud de hierro en BioCultura Madrid por cortesía de Biocop Productos Biológicos SA

Entrevista a Miquel Pros, médico naturista
“LA AVENA ES UN ALIMENTO INTELIGENTE”
El doctor Miquel Pros es un médico naturista (fundador de la Asociación Española de Médicos Naturistas) con un currículum impresionante. En sus archivos constan
curaciones incomprensibles (para la medicina alopática) utilizando sólo medios naturales. Es el primer y más apasionado defensor de la avena como alimento completo y sanador. Dará una charla en BioCultura Madrid el domingo 6 de noviembre acerca de las virtudes del consumo de avena ecológica.

Pedro Burruezo viajó hasta Solius, un pequeño pueblo del Baix Empordà, para hablar con Miquel Pros en su propia casa, que es también donde recibe a parte de sus pacientes (tiene consulta también en Barcelona). Autor de libros como “Cómo cura la avena” (colección Integral, RBA Libros), “Manual de medicina natural” (Ed. Temas de Hoy) o “Hipérico, el antidepresivo del siglo XXI” (Ed. Océano), asegura que “he ido desarrollando muchas de mis especialidades gracias a la intuición, como me ocurrió en el caso de la avena”. También ha sido fundador y pionero en iniciativas como la del “Balneario Respiratorio”, el primer balneario respiratorio urbano para el tratamiento de las afecciones respiratorias y del oído con agua de mar natural. El Dr. Pros sostiene, entre otras cosas, que “en lo que respecta a la salud, hoy vivimos un auténtico terrorismo médico”.
-¿La enfermedad y la curación de su padre le hicieron médico naturista?
-Así es. Mi padre estaba deshauciado por el médico cuando vino a visitarlo un familiar vegetariano que le recomendó que cambiara radicalmente de hábitos de vida, alimentarios, etc. Mi padre tiró todos los fármacos que tomaba y a partir de ese momento su recuperación fue espectacular. Me hizo pensar mucho el hecho de que los médicos que le trataban, de los mejores en su campo, no habían encontrado una solución para él dentro de la medicina alopática. Todo esto me hizo plantearme muchas cosas y cambié la carrera de Químicas que cursaba entonces por la de Medicina. Durante la carrera realizaba prácticas en verano en Alemania, donde estudié y me formé con algunos de los mejores médicos naturistas del momento que, además, se encontraban en edades avanzadas y, por tanto, con altos grados de conocimiento. Soy médico, he estudiado la Medicina Alopática… pero practico la Medicina Natural.
-Según la OMS, el 80% de las enfermedades de la civilización tienen que ver con dietas insalubres y malos hábitos alimentarios… ¿Correcto?
-Sí, aunque incompleto. A eso habría que sumarle el estrés a gogó que se vive en la sociedad moderna, la hipermedicalización y la contaminación (tanto química como electromagnética). Todos estos factores contribuyen a enfermarnos.
EL DOLOR…
-¿Cuáles son los problemas más frecuentes con los que llegan los pacientes a su consulta?
-El dolor en sus múltiples manifestaciones. Que no deja de ser el indicador de malos hábitos higiénicos y dietéticos.
-¿A qué se refiere con malos hábitos higiénicos?
-De los dietéticos, alimentarios, ya saben ustedes mucho. En fin, dietas hiperproteicas, insanas, alimentos refinados, con exceso de grasas, alimentos desnaturalizados… Pero también tenemos algunos hábitos sanitarios insanos, como ducharnos demasiado o no lavarnos en absoluto ciertas partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo, tenemos una higiene nasal muy deficiente. En la actualidad, nuestros organismos generan mucho moco en el aparato respiratorio para filtrar y defendernos bien ante el exceso de contaminación. Esto es correcto. El problema reside en que ese exceso de moco es un caldo de cultivo idóneo para todo tipo de hongos, bacterias, microbios, etc., que es el origen de muchas enfermedades que se están convirtiendo en pandemias. Una correcta higiene nasal es tan necesaria como la bucal.
-Presume usted de tener en sus oficinas unos archivos con casos de curaciones casi milagrosas… Pónganos algún ejemplo…
-La cefalea en racimos o cluste, también conocida como la migraña suicida. Para la medicina alopática es incurable pero yo he podido curar a tres de cada cuatro pacientes. Los he curado radicalmente. Desde el punto de vista oficial estas curaciones son incomprensibles pero, en realidad, la Medicina Natural o Naturista permite tratar a estos enfermos y conseguir que se curen.
HABLEMOS DE LA AVENA
-¿Y qué tiene la avena que la hace tan especial, tan nutritiva y tan sanadora?
-Mire, la avena no es sólo un alimento muy completo, sino que es un alimento “inteligente”. También hay fármacos “inteligentes”. Como el hipérico o hierba de San Juan. Llegó una paciente a mi consulta con mil síntomas diferentes, un caso muy complicado. Como vivía en A Coruña, le dije que volviera al mes siguiente, tras un tratamiento de 30 inyectables de hipérico. Al volver, estaba completamente “limpia”, porque el hipérico, que es un regulador nervioso, había hecho desaparecer muchos síntomas superficiales permitiendo que aflorara la verdadera enfermedad que padecía la señora. Algo parecido ocurre con la avena, que actúa sobre todos y cada uno de los organismos del cuerpo. Por ejemplo, es un regulador del peso. Engorda a los demasiado delgados y ayuda a adelgazar a los obesos. Esto es sólo un ejemplo. Imagínese de lo que es capaz la avena. He escrito un libro dedicado a ella. Entre sus múltiples efectos beneficiosos están su capacidad para purificar el organismo, alargar la vida de sus células, aportar energía y serenidad y darle paz a nuestro espíritu.
-Pero, claro, ecológica, ¿no?…
-Sí, claro, de cultivo ecológico siempre, en cualquiera de sus formatos. Fíjese que la leche de avena es tan agradecida… Es muy popular, sabe muy bien y nunca es rechazada por nadie. Pero también se puede consumir de otras formas (copos de avena, harina, grano entero, salvado). Es un alimento nutritivo, completo, sanador, regulador,… Los niños, cuando prueban la leche de avena, dejan de tomar leche de vaca. Además, la versatilidad de la avena en la cocina es amplísima. Podemos degustarla y consumirla en todo tipo de platos y recetas, dulces y saladas. La avena convencional es fruto de un proceso industrial que le resta virtudes es mejor consumir avena ecológica.
-¿Por qué recomienda el dejar de consumir leche convencional de vacas de ganadería industrial?
-Hombre, una vaca que orina y defeca en un espacio ínfimo y que es el mismo espacio en el que come, bebe y vive y que es medicada para producir 25 litros de leche cada día, los 365 días del año… ¿Qué podemos decir? No puede ser bueno consumir esa leche, es un claro ejemplo de producto insano.
UNA DIETA SANA
-¿Qué dieta, en general, le recomendaría a alguien que goza de buena salud y que quiere seguir estando sano hasta la vejez?
-La mejor dieta es la mediterránea, una de las más completas y, naturalmente, la más adecuada para los que vivimos en la zona mediterránea. Tiene que ser una dieta basada en alimentos ecológicos, de temporada y locales… Mejor tomar poca proteína animal. Las dietas hiperproteicas son causantes de muchas enfermedades, entre ellas la arterioesclerosis. Hoy, se come mucha más proteína animal de la que se necesita. Lo recomendable es tomar proteína animal de calidad, ecológica y local, y sólo de vez en cuando.
-¿Por qué hay tantas leyendas urbanas sobre el mundo del vegetarianismo?
-Por pura ignorancia. Este desconocimiento no se da en otros países de nuestro entorno. Aquí todavía nos queda mucho por aprender.
Pedro Burruezo
Fuente: Vidasana.org

Comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario