Los desordenes emocionales no son enfermedades físicas

Enfermedad real frente a “desorden” mental

Los trastornos psiquiátricos no son enfermedades médicas. No hay exámenes de laboratorio, escáneres del cerebro, rayos X o pruebas de desequilibrio químico que puedan comprobar que cualquier trastorno mental es una condición física. Esto no quiere decir que las personas no se depriman, o que la gente no pueda experimentar presión emocional o mental, pero la psiquiatría ha reenvasado estas emociones y comportamientos como “enfermedad” para vender los fármacos. Esta es una brillante campaña de marketing, pero no es ciencia.

“… la psiquiatría moderna todavía tiene que demostrar convincentemente la causa genética o biológica de por lo menos una sola enfermedad mental… A los pacientes se les ha diagnosticado ‘desequilibrios químicos’ a pesar de que no existen pruebas para respaldar tal afirmación… no hay un concepto real de la apariencia de un equilibrio químico correcto”. — David Kaiser, psiquiatra

“No existe el desequilibrio químico. Cuando la gente viene a mí y dice: ‘Tengo un desequilibrio químico’, les respondo: ‘muéstrame tus exámenes de laboratorio’. No hay pruebas de laboratorio. Entonces, ¿qué es el desequilibrio bioquímico?”. — Dr. Ron Leifer, psiquiatra de Nueva York

“Todos los psiquiatras tienen en común que cuando son capturados por la cámara o el micrófono, se agachan y admiten que no hay cosas tales como los desequilibrios químicos o enfermedades químicas, ni hay exámenes o pruebas para ellos. Lo que hacen en la práctica, que se extiende en todos los casos, es revocar el derecho de consentimiento informado de cada paciente y envenenarlos en el nombre de ‘tratamiento’, lo cual no es nada más que criminal”. — Dr. Fred Baughman, Jr. Pediatra Neurólogo

“La psiquiatría hace afirmaciones no comprobadas de que la depresión, la enfermedad bipolar, la ansiedad, el alcoholismo y muchos otros trastornos son de hecho, básicamente biológicos y probablemente tienen un origen genético… Este tipo de fe en la ciencia y el progreso, es asombroso, sin decir que es ingenuo y tal vez delirante”. — David Kaiser, psiquiatra

Mientras que “no ha habido escasez de explicaciones bioquímicas para supuestas condiciones psiquiátricas… ninguna de ellas ha sido probada. Por el contrario, en cada caso donde se pensó haber encontrado tal desequilibrio, más tarde se probó que era falso”. — Joseph Glenmullende, psiquiatra de la Facultad de Medicina de Harvard

“Se aferran a las teorías no sólo porque no hay nada que tome su lugar, sino también porque son útiles para promocionar el tratamiento con drogas”. — Dr. Elliot Valenstein, catedrático, autor de Culpando al Cerebro

Efectos letales de antidepresivos en niños

“No existen análisis de sangre o pruebas biológicas que determinen la presencia o ausencia de la enfermedad mental, como existen para la mayoría de las enfermedades del cuerpo. Si se desarrollara una prueba de este tipo, entonces la condición dejaría de ser una enfermedad mental y se clasificaría como síntoma de una enfermedad física”. — Dr. Thomas Szasz, profesor emérito de psiquiatría, Facultad de Medicina de Nueva York, Siracusa, EE.UU.

“Creo que hasta que el público y la psiquiatría misma se den cuenta de que las etiquetas del DSM no sólo son inútiles como ‘diagnóstico’ médico, sino que también tienen el potencial para hacer grandes daños; en especial cuando se les utiliza como medios para negar las libertades individuales, o como armas en manos de psiquiatras que actúan como pistoleros del sistema legal”. — Dr. Sydney Walker III, psiquiatra

“Ningún indicador bioquímico, neurológico o genético ha sido identificado para el trastorno de déficit de atención, el trastorno de oposición desafiante, la depresión, la esquizofrenia, la ansiedad, el abuso compulsivo de drogas, alcohol y comida, los juegos de azar o cualquier supuesto mal, enfermedad o trastorno mental”. — Dr. Bruce Levine, catedrático, psicólogo y autor de La rebelión del sentido común

“Contrario a los diagnósticos médicos que proveen una causa probable, tratamiento apropiado y un resultado posible, los desórdenes enumerados en el DSM-IV son términos establecidos por consenso”. — Tana Dineen, Catedrática, Psicóloga canadiense

Fuente: Comisión de ciudadanos por los derechos humanos

Si deseas colaborar con esta asociación sin animo de lucro para luchar contra los abusos de la industria farmaceutica en todo el mundo, aquí te dejamos algunos enlaces:

Conoce la asociación

Como ponerte en acción

Alternativas

 

 

Comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

wpDiscuz