Lavanda, un aceite esencial-mente indispensable…

Lavanda (Lavandula officinalis)
Muy abundante en los campos de Francia, Europa, Argentina y Estados Unidos, hay gran variedad de especies  (L.Vera, L. hybrida, L.spica, etc, aunque la más aromática es la L. officinalis). El aceite esencial se extrae mediante destilación de hojas y flores. La variedad de usos de este aceite esencial, su agradable aroma y su baja toxicidad han hecho de él uno de los más utilizados.
Componentes activos: éteres de linalilo y geranilo, geraniol, linalol, cineol, d-borneol, limoneno, 1-pineno, cariofileno, ésteres de los ácidos butírico y valeriánico y cumarina.
Puede añadirse a todo tipo de preparados cosméticos.

Tiene acción calmante, equilibradora, cicatrizante, antiséptica y es apropiado para todo tipo de pieles, desde las juveniles, grasas, impuras o con acné hasta las secas, maduras o con problemas particulares.
En el hogar es muy apreciado en bolsitas o manojos de flores para los armarios roperos, sobre todo de ropa blanca y delicada.

  •   Crea un ambiente discreto y delicado, con efectos equilibradores, tonificantes y calmantes al mismo tiempo. Es antidepresivo y estimulante de las defensas del organismo. Muy adecuado para vaporizar habitaciones cerradas o donde hay enfermos.
  • Combina bien con: con la mayoría de los aceites esenciales, sobre todo con las esencias florales y cítricas.

Es el más versátil de todos los aceites esenciales. La lavanda tiene un aroma dulce, floral a hierba que calma y relaja. Usado a menudo para la relajación, el aceite de lavanda ofrece propiedades que aportan equilibro, aumentan la energía y la resistencia.

Ttiene  gran consideración en el cuidado de la piel y la belleza y a menudo se utiliza para limpiar pequeñas heridas, hematomas o irritaciones de la piel.

El científico francés René Gatefosse fue el primero en descubrir estas propiedades cuando se quemó gravemente las manos en una explosión de su laboratorio. Hoy la lavanda es uno de los pocos aceites esenciales que todavía se usa en la farmacopea británica. Se han evaluado clínicamente sus efectos relajantes.

Aplicación

Usar en difusión, inhalar directamente o aplicar de 2 a 4 gotas en los chakras o puntos VitaFlex. Como la lavanda tiene un amplio uso, si no estamos seguros de qué aceite aplicar, podemos usar lavanda. Es seguro usarlo en niños pequeños. Añadir a la comida o a las leches vegetales como suplemento dietético.

Masajear la nuca o las plantas de los piel para conseguir un efectocalmante.

Echar una gota en la palma de la mano, frotarla y pasarla por la almohada para ayudar con el sueño. Para calmar una quemadura menor aplicar 2 ó 3 gotas en la zona afectada afectada.

Frotar varias gotas en la zona afectada del cráneo para ayudar a calmar irritaciones menores.

Vaporizar para minimizar las reacciones al polen y los ácaros del polvo.

Aplicar 2 ó 3 gotas para aliviar el picor y calmar la piel.

Lavanda

Relación de usos de la lavanda:

LAVANDA (LAVENDER) – LAVANDULA ANGUSTIFOLIA

1. Frótala en los pies para obtener un efecto calmante en el cuerpo.

2. Echa una gota en la palma de la mano y extiéndelo suavemente por la almohada para que te ayude a dormir.

3. Pon una gota en una picadura para que deje de picar y se reduzca la inflamación.

4. Pon 2 ó 3 gotas en una quemadura menor para que deje de doler. El aceite que no es terapéutico lo cortan con químicos y hará que la quemadura sea más profunda, no la curará. Asegúrate de tener aceites esenciales de grado terapéutico.

5. Echa una gota en un corte para que deje de sangrar, limpiar la herida y matar las bacterias.

6. Mezcla varias gotas de lavanda con un aceite vegetal (aceite de oliva) y úsalo sobre el eccema y la dermatitis.

7. Para aliviar los síntomas de mareo en el coche, coloca una gota al final de la lengua, alrededor del ombligo o detrás de las orejas.

8. Para parar una hemorragia nasal, pon una gota de aceite de lavanda en un pañuelo y enróllalo en una piedra de hielo. Colócalo debajo del medio del labio superior contra la base de la nariz y mantenlo ahí

mientras te resulte cómodo o hasta que pare la hemorragia (ten cuidado de que no se te congele la encía o el labio).

9. Echa una gota sobre el puente de la nariz para desbloquear los conductos de las lágrimas.

10. Échalo en la piel seca o agrietada.

11. Úsalo en los labios agrietados o quemados por el sol.

12. Masajea sobre la herida o alrededor de ella para ayudar a minimizar la formación de tejido cicatricial.

13. Usa de 2 a 4 gotas como desodorante.

14. Usa varias gotas para eliminar la caspa.

15. Pon una gota en las palmas e inhala profundamente para aliviar la fiebre del heno.

16. Úsalo para perfumar armarios y librarte de la polillas echando una gota en un algodón y colocándolo en el cajón, la cómoda o el armario.

17. Echa una gota en tu fuente de agua para perfumar el aire, matar las bacterias y prolongar el tiempo entre las limpiezas.

18. Pon unas gotas en un trapo húmedo y colócalo en la secadora para perfumar la ropa, desodorizar y refrescar la colada.

19. Pon una gota en un herpes labial.

20. Vaporízalo para aliviar los síntomas de alergia.

21. Echa un poco con un spray (unas gotas mezcladas con agua destilada) en las quemaduras del sol para aliviar el dolor.

22. Aplicar 2-3 gotas sobre una erupción para que deje de picar y la piel sane.

Existen distintas variedades de Lavanda, al igual que existen distintas calidades, asegurate de comprarla de grado terapeútico.

Comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario