El agua de mar combate la desnutrición. Apóyanos

El consumo de agua de mar, (medio litro al día)  evita la desnutrición y con ella las enfermedades que lleva consigo. Si esta práctica se realizara en todos los lugares de pobreza y zonas calientes de hambre, se evitaría la muerte de millones de personas. Según estadísticas de las ONG, en el mundo mueren tres millones y medio de personas por no lavarse las manos. Con el simple gesto de llevar agua de mar en cisternas a los núcleos necesitados, se evitarían estas muertes.

Se ha demostrado científicamente a través de reconocidos médicos y especialistas, que el agua de mar es un gran recurso para la vida, para combatir la desnutrición en el mundo, frenar y acabar con el hambre, curar muchas enfermedades solo con su ingesta y la puesta en funcionamiento de Oasis y Dispensarios Marinos, así como su utilización para saneamiento. La puesta en práctica de este Proyecto es una solución viable al genocidio que se está cometiendo contra la humanidad y su puesta en práctica, requiere pocos esfuerzos y poco dinero, en comparación con otros proyectos donde se emplean millones de euros y que después no llegan a cumplir su objetivo ni su permanencia.

Pedro Pozas coordinador de la red mundial de Ondimar está realizando una campaña de firmas en Avaaz.org para presentarlas en el ministerio de sanidad. Desde soluciones naturales apoyamos al 100% esta campaña que puede acabar con el hambre en el mundo. Esperamos que tú también te sumes a esta petición tan importante.

Desde nuestro punto de vista, todo el mundo debería de apoyar esta campaña, la cual está destinada a eliminar la desnutrición y la mortalidad infantil en países del tercer mundo.

Parece ser que no hay ninguna ONG que quiera usar el agua de mar, como es el ejemplo de Unicef, que se ha negado públicamente a dar agua a los desnutridos y lo peor, a que se laven las manos con agua de mar.

Puedes firmar la petición en este enlace:

TOMAR AGUA DE MAR EVITA LA DESNUTRICIÓN EN EL MUNDO

Comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario